OTRO TREN QUE DEJAMOS PASAR

Publicado: abril 6, 2008 en Crónicas de partidos, General

EL BASKET CARTAGENA CADETE NO SUPO APROVECHAR LAS IMPRECISIONES LOCALES

OBRALIA CB CAPUCHINOS 59 – CLUB BASKET CARTAGENA 50

Sábado 5 de abril de 2008, 12,00 horas

Colegio San Antonio de Padua, Murcia

Los que entienden de esto y la lógica, daban pocas opciones a los cartageneros en su enfrentamiento con el segundo clasificado de la liga cadete masculina, el CB Capuchinos. Y posiblemente esa aplastante lógica, pesó como una losa hoy en el ánimo de los jugadores del Basket de Cartagena, que pese a ir a remolque todo el partido, siempre tuvieron a tiro a sus rivales, pero les faltó más ganas y fe en la victoria. Miguel y Pablo “pechola” volvían esta semana a los entrenamientos y formaban parte de la expedición de nueve jugadores que dispuso Jose López sobre el novísimo pabellón del Colegio San Antonio de Padua.

 

Capuchinos marcó la primera canasta y cobraba su primera ventaja, que ya no abandonaría durante todo el partido. Los nuestros, salieron imprecisos y algo dormidos, dejando que el partido lo encarrilaran pronto los locales. Pero estos, demasiado confiados en su superioridad, se esforzaban sólo a ráfagas para mantener la ventaja. Tras un parcial de 6-0, la anotación cartagenera la abrió Alfonso con un triple, pero el equipo seguía demasiado atenazado, y no realizaba las rápidas transiciones cuando recuperaban balones o ganaban el rebote defensivo, como mostraron en el primer tiempo frente a Polaris. La subida parsimoniosa del balón dejaba armar a la defensa de Capuchinos, que con escaso esfuerzo paraban nuestros ataques. Si hubiéramos mostrado la mitad de rapidez en ataque de la que empleamos en el primer tiempo de aquel partido, posiblemente habríamos ganado con comodidad el primer cuarto. No obstante, los fallos locales y el rebote defensivo visitante, permitieron colocarnos a dos puntos, 9-11, a falta de dos minutos para acabar el cuarto. Pero tras desperdiciar hasta tres ataques seguidos para empatar, Capuchinos conseguía un parcial de 4-0 en el último minuto, que dejaba el cuarto en un 9-15, que si analizamos lo sucedido después, fue una ventaja que sólo se incrementó en tres puntos cuando acabó el partido.

El segundo cuarto  mantuvo el guión de todo el partido. Dos equipos que sólo corrían a ratos y que parecían que sólo querían dejar pasar el tiempo para que el partido terminara así. La zona hacía mantener las bajas anotaciones de ambos equipos, que seguían imprecisos, atendiendo más a protestar las decisiones arbitrales que a dar rapidez y vistosidad al juego. Los visitantes se mantenían a menos de diez de puntos casi todo el cuarto, pero jugaban muy mal el último minuto, y pudieron dar gracias de que un Capuchinos poco inspirado se fuera con sólo 11 puntos al descanso, 20-31, tras un parcial de 11-16 en el segundo cuarto.

En la reanudación esperábamos un poco de más intensidad y rapidez visitante, pero esta no se lograba. Cobi con tres personales tenía que descansar, y hacía resentir el rebote local. No obstante aunque Capuchinos lograba en este cuarto irse a los 15 puntos, la relajación local cuando se veían con el partido dominado permitían que un equipo visitante con poca altura siguiera manteniendo desventajas que no superaban los 9 ó 11 puntos casi nunca. La medía de anotación por cuarto de los visitantes aumentó en esta segunda parte un poco, alcanzando los 15 puntos por cuarto, mientras que la local se había mantenido en 15 puntos por cuarto todo el partido. Por tanto entrábamos en el último cuarto con el partido aún vivo, pero con unos jugadores visitantes poco convencidos de las muchas posibilidades que tenían de dar la sorpresa. Tras cometer Cobi la quinta personal, el partido parecía definitivamente sentenciado, aunque Capuchinos seguía sin convencer con su juego y no rompía definitivamente el partido. Fue por ello, que dos triples seguidos, uno de Alfonso y otro de Jorge, redujeron la ventaja local a 8 puntos, y encima dos ataques seguidos fallados por los locales nos brindaron dos oportunidades de ponernos a 4 puntos en el último minuto. Pero los nuestros siguieron faltos de fe, como en todo el partido, y un tiro libre de Capuchinos con el tiempo cumplido, dejo el marcador en el 59-50 definitivo.

En resumen, partido poco vistoso el que vivimos esta mañana de sábado, con dos equipos que prácticamente firmaron el resultado antes de disputarse el partido. Una victoria más para Capuchinos que les permite seguir en la segunda plaza como alternativa a Polaris, y una derrota honrosa para un Basket Cartagena, necesitado de moral para los 4 partidos que le restan, y donde se jugara la sexta plaza, aunque eso sí, no dependiendo de si mismo sino de terceros. En fin, ya veremos como acaba la temporada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s