El CB Molina cadete fue superior al Basket Cartagena

Publicado: octubre 19, 2008 en General

Muy floja la segunda parte de los cartageneros

C.B.MOLINA 81 / C.B. CARTAGENA 69

(19-13, 10-23, 22-13, 30-20)

LUGAR: PABELLON EL ROMERAL (MOLINA DE SEGURA). FECHA   18/10/08                                      

No pudo ser la tercera victoria consecutiva del cadete masculino del CBC. Un CB Molina envalentonado por su victoria a domicilio ante el CB Jairis la semana anterior, se mostró muy combativo y con la tranquilidad que da jugar en casa, sentenció el partido en los 5 primeros minutos del último cuarto.

Desde el salto inicial comenzó una enconada lucha entre los dos equipos por recuperar el balón, pero la ordenada y presionante zona local lograba frenar el empuje inicial de los azules, que se mostraban muy lentos en los pases cuando atacaban en estático, y con pocas ideas a la hora de ayudar en defensa. Los de Molina cogían una ventaja que llegó a los 9 puntos, que motivaba un tiempo muerto visitante. Un aumento de intensidad defensiva departamental frenaba el empuje local al final del primer cuarto, disminuían a 6 puntos la desventaja, y hacía concebir esperanzas para la reacción.

El segundo cuarto, fue el mejor de los cartageneros, aunque con un juego irregular y un exceso de personales, que motivaban continuos cambios en sus jugadores, se seguía manteniendo una presión muy incómoda a los locales, que empezaban a dar descanso a sus jugadores más importantes, lo que provocó, aunque con más corazón que con cabeza, que nos marcháramos al descanso con siete punto de ventajas, y la sensación de que se podría mantener esa iniciativa hasta el final.  En este cuarto se perdieron menos balones, los balances defensivos se realizaron más rápidos, y las ayudas en defensa, aunque escasas, empezaron a llegar. Eso unido a un ligero aumento del poder anotador, aunque no para tirar cohetes, consiguieron darle la vuelta al partido en este cuarto.

Pero el descanso cambio la tónica del partido, los locales aprovecharon una salida muy abúlica de los visitantes y pusieron tierra de por medio en los primeros cinco minutos, primero neutralizando los siete puntos de ventaja cartageneros, y después provocando con su presión varias pérdidas de balón de los visitantes, que culminaban muy bien al contraataque o lanzando balones al famoso tablero de Molina, que amortiguaba el golpe y dejaba caer los balones mansamente en el aro visitante. No obstante, el equipo cadete del CBC también es un conjunto que sabe ponerse el traje de faena y apretar los dientes cuando pintan bastos. Echando más mano del corazón que de la cabeza, lograban neutralizar la ventaja visitante y colocarse a dos puntos. En el último segundo del tercer cuarto, Alfonso debajo de la canasta rival, con algo de “ayuda” de su defensor, fallaba una canasta que hubiera igualado el marcador y de las que se llaman psicológicas.

No obstante, dos puntos abajo, después de haber ido perdiendo de 9, era algo que de dejaba el partido en el aire, y todo por decidir en el último cuarto. Pero aquí sí que la partida la ganó claramente el equipo local. La presión del CB Molina se combinó con una nueva fase de apatía de los cartageneros que magnificaron aún más los errores que cometieron durante el partido, y que fundamentalmente fueron  lentitud en las transiciones defensivas tras canasta, lentitud en bajar a defender cuando se perdía el balón, escaso rebote ofensivo y defensivo, e imprecisión y lentitud en los pases. Los locales volvía a marcharse en el marcador, y el nuevo empuje de raza de los de la ciudad departamental sólo sirvió para acercarse a seis puntos en el marcador, y en el último minuto cometer un rosario de personales que valieron para aumentar hasta doce puntos la ventaja del CB Molina.

No obstante, pese a la derrota, no hemos de desmerecer el trabajo que realizó el equipo del CBC, que peleó hasta el último segundo, cuando ya claramente la victoria era imposible, y vaciándose a tope todos sus jugadores. ¿Qué faltó entonces? Serenidad y cabeza para cumplir con lo que se ensayó durante la semana, confianza en sus posibilidades y aplomo en el último cuarto, que es donde realmente se deciden los partidos, sobre todo choques como este, con equipos y marcadores muy igualados durante los tres primeros periodos. También hay cosas que sobraron, y no me refiero al famoso tablero (que es igual para los dos equipos), pero eso lo dejo a la imaginación del lector.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s