Cuando las defensas mandan

Publicado: octubre 26, 2008 en Crónicas de partidos

Emocionante derbi cartagenero entre el CBC y la EBS

Club Basket Cartagena 53 / Escuela Baloncesto Salesianos 42

(21-17, 11-13, 13-06, 8-6)

Pabellón Virgen del Carmen. Sábado 25 de octubre de 2008.

Emoción a raudales, entrega a tope, y defensa hasta el final. Con estos tres condicionantes, pudimos vivir esta mañana de sábado el primer derbi oficial cartagenero en la categoría cadete masculino. En pretemporada ya midieron sus espadas ambos equipos, y en aquella ocasión la EBS, con una presión al límite, se llevo el gato al agua por doce puntos de ventaja. No obstante, la presión ambiental y el miedo a perder, lo tenía el equipo de Salesianos, que con un calendario algo más complicado que el del Basket Cartagena, al menos en este principio de temporada, había cosechado tres derrotas en los tres partidos disputados. Además, el factor cancha también jugaba a favor del CBC, por lo que presumíamos que sería un partido igualado, que se decidiría por pequeños detalles.

Antes del inicio del partido se guardaba un minuto de silencio por el fallecimiento el día 23/10/2008, del padre de Gabino Pérez, excoordinador general de la EBS. Tras él, el partido se inició con el salto inicial ganado por la EBS que rápidamente anotó la primera canasta aprovechando el despiste inicial de los jugadores del Basket. No obstante, el quinteto inicial de los locales, intentaba poner intensidad defensiva, pero los nervios les pasaban factura y  las continuas imprecisiones, hicieron que se dejaran dominar por el equipo de Salesianos, que se mostraba más ambicioso y enchufado que los azules. La defensa cartagenera cometía repetidas faltas en su afán de presión, y cuando no, era desbordada en el uno contra uno, y por ello comenzaron a mandar en el marcador los de rojo, estabilizándose la ventaja visitante en torno a los  6 puntos. A mediados del cuarto, los cambios introducidos por Tachi, producían efecto, y la defensa siguió presionando, pero con más criterio y con menos personales, y el ataque, empezó a tener más fluidez. El marcador daba la vuelta, y los que dominaban por 4 puntos al final de este primer periodo eran los pupilos de Tachi, 21-17, que suspiraban aliviados tras sacudirse la presión inicial de los visitantes.

Pero en el segundo cuarto se volvió a nivelar el partido. Los de Moisés,  no estaban dispuestos a perder su cuarto partido sin luchar, y aumentaron un punto más su defensa, lo que provocó frenar mejor el ataque azul, pero a su vez comenzar también a cargarse de personales. Al final del cuarto, optaron por una defensa en zona, quizás para recuperar fuerzas y no aumentar el número de personales, lo que hizo más lento el juego, y sorprendió ligeramente a los del Basket, que volvieron a atascarse en ataque. Todo ello, comenzó a frenar el poder anotador de ambos equipos y al final del cuarto, el parcial lo ganaba el equipo de Los Dolores por dos puntos, dejando el marcador en 32-30 y el partido totalmente abierto para la segunda parte.

 

El tercer cuarto fue decisivo, los dos equipos se seguían vaciando en defensa. Los visitantes alternaban la presión tras canasta, con la defensa en zona, y los locales también subían la línea de presión hasta la canasta rival, todo ello provocaba continuas recuperaciones y errores en el contrario, pero a la vez, cansancio e imprecisión en el ataque de ambos equipos. Aquí hubo uno de esos pequeños detalles que decantaron el partido para el bando local. Los dos equipos, con numerosos jugadores de primer año, cometían demasiados errores durante el cuarto, por ello los jugadores de segundo año y su mayor experiencia pasaron a ser decisivos, y en este aspecto, los locales fueron algo mejores que los visitantes, y ello fue suficiente para conseguir un parcial de 13-6, que aumentaba a 9 puntos la ventaja local, que empezaba ya a acariciar el partido.

 

La verdad que el último cuarto sobró, y deslució con sus imprecisiones un partido vibrante y emocionante. Los visitantes se terminaron de hundir en ataque y fallaban estrepitosamente en el tiro libre, tirando por la borda multitud de ocasiones de recortar la ventaja del equipo azul. Los locales, que seguían presionando bien, eran un desastre en ataque, pero mantenían el tipo en defensa y en el tiro libre, siendo este el segundo detalle que decantaba el partido para el Basket Cartagena. El sonrojante parcial de 8-6, habla a las claras del poco juego que vimos en estos últimos diez minutos, donde la maltrecha moral de la EBS por sus tres derrotas seguidas en las anteriores jornadas, pesó quizás como una losa en el ánimo del equipo, que no creyó en la victoria, aunque en entrega y coraje hay poco que reprocharles.

Resumiendo, partido competido y reñido donde los haya, un buen derbi, con dos equipos de corte muy parecido y de filosofía de juego similar, donde la mayor experiencia en las botas de los jugadores de segundo año del Basket y una mejora en el porcentaje del tiro libre local, decidió un partido muy equilibrado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s