Un puente decepcionante

Publicado: marzo 21, 2009 en Crónicas de partidos, Opinión

Los cadetes del Basket Cartagena vuelven a las dudas y al mal juego

Malos resultados los obtenidos en la doble jornada del puente de San José por el equipo cadete masculino del Basket Cartagena, que victima de las circunstancias (lesiones, enfermedades, viajes de estudios, etc.), sigue teniendo problemas en las últimas semanas para formar un equipo equilibrado. Sus quinces fichas actuales, 10 de nacidos en 1994 y 5 de nacidos en 1993, se están quedando insuficientes para dar continuidad a un equipo, que cada semana tiene que alterar sus quintetos en función de los jugadores disponibles. Todo ello ha quebrado el buen juego que empezó a desarrollar al inicio de la segunda vuelta, y ha provocado volver a las dudas de principio de temporada.

El no poder disponer de la totalidad de sus jugadores de segundo año, y pese a que algunos de ellos no acaparan excesivos minutos de juego, la presencia de estos, en mi opinión, da confianza a los de primer año, cuyo rendimiento suele ser mayor  cuando están acompañados en pista  de ellos, bien porque los rivales dediquen a sus mejores defensores para anularlos, o por que el peso de la responsabilidad es menor. La calidad de jugadores del 94 como Guille Hernández y Miguel en la organización del juego, suele aumentar muchos enteros cuando están en pista sus compañeros de segundo año, y esto mismo es aplicable para el resto de los 8 jugadores primer año con los que cuenta el equipo. Es evidente que la ausencia de Carlos, de viaje, y las dos lesiones que se han producido en los últimos partidos de Santi y Mario, han repercutido de forma importante en nuestro juego colectivo, aunque evidentemente me equivocaría si esto lo usara como excusa o única causa del pésimo rendimiento de esta semana. Los buenos equipos se deben de crecer ante las dificultades, y es evidente que nosotros no lo hacemos, aunque la entrega de los que saltan cada semana está fuera de toda duda. Por ello debemos reforzar nuestro trabajo para conseguirlo, y lograr en futuras temporadas lo que en esta no hemos podido alcanzar, varitas mágicas no existen y el del trabajo deberá seguir siendo nuestro camino.

Sati luchando contra un pívot de Jairs

Santi luchando contra un pívot de Jairis

CB Murcia “94” 78 – Club Basket Cartagena 57

Jornada 21 Liga Regular Cadete Masculina

Jueves, 19 de marzo 2009

Nos centraremos pues en los partidos, olvidando las circunstancias externas que pudieron marcar el desarrollo de los mismos. El jueves viajamos al Palacio de los Deportes de Murcia para enfrentarnos al CB Murcia 1994, un equipo que antes de su enfrentamiento contra los cartageneros tenía sólo tres victorias, pero que como todos los que seguimos la liga cadete sabemos, es un conjunto muy luchador, que intenta defender fuerte durante los cuarenta minutos, y que ya puso las cosas muy difíciles en el partido de ida en la Pista Salvador Rosique a los del Basket. Por ello, se le pedía al equipo máxima concentración desde el principio, para evitar sorpresas. Pero tras unos primeros dos minutos equilibrados, la presión local logró poner nerviosos a los bases cartageneros, y el equipo entró en una dinámica de pérdidas de balón y poca intensidad en la defensa, que en los últimos tres minutos del cuarto les permitía al CB Murcia superar los diez puntos de ventaja, y marcar la tónica que se mantendría hasta el final del partido. En el segundo cuarto, el banquillo cartagenero lo intentaba, pero no lograba romper la tónica del mismo. Los multiples cambios que se probaban, no funcionaban, y no daban la estabilidad que el equipo precisaba, y los balones perdidos y los contraataques que estos provocaron, fueron un lastre difícil de llevar, y por ello nos fuimos 15 puntos abajo al descanso, pese al triple de Santi en el último segundo, que maquilló algo el resultado.

No sería tampoco justo hacer recaer el mal juego del equipo a la falta de acierto de sus organizadores de juego, dado que nada funcionaba bien, no se capturaba el rebote, no se ocupaban espacios, no había precisión en el pase, en fin, no había confianza en nuestras posibilidades, y cuando uno no cree en uno mismo, la derrota es segura. Tampoco sería justo ignorar que hubo entrega y acierto por parte de algunos jugadores visitantes, pero está claro que esto es un juego de equipo, y tiene que ser el quinteto completo que esté en pista el que funcione, sino el trabajo individual se pierde y no obtiene recompensa. Es evidente que los jugadores que han jugado menos minutos durante la temporada, carecen de la madurez suficiente para asumir responsabilidades cuando pintan bastos, pero es evidente que para su progresión y para futuras empresas, es preciso que asuman estas cuando el entrenador les de oportunidad. En la segunda parte se igualaron fuerzas, pero eso no era suficiente para recortar los 15 puntos de desventaja, y como a perro flaco todo son pulgas, en las personales rifadas por la pareja arbitral, fuimos agraciados con la mayoría de ellas, lo que borraba cualquier atisbo de reacción. La derrota se consumaba, y los 21 puntos de ventaja local era demostrativos de mal juego cartagenero y de su escasa capacidad anotadora, con un partido para olvidar.

Obralia CB Capuchinos 87- Club Basket Cartagena 47

Jornada 22 Liga Regular Cadete Masculina

Sábado, 21 de marzo de 2009.

Pues tampoco era el Pabellón de San Basilio el lugar apropiado para olvidar el pésimo juego realizado ante el CB Murcia 94. Al contrario que en el partido anterior, en este choque no se presuponía igualdad, dado que el equipo de la capital mostró mucha superioridad en el partido de ida, y si a esto le sumamos que los cartageneros sólo conseguían convocar a 10 jugadores y que Mario, que reaparecía después de una lesión, sólo aguantó 5 minutos en pista, hace que a nadie le pueda sorprender los 40 puntos de ventaja que nos endosó el equipo de Capuchinos. En espera que en los próximos años se puedan revivir los interesantes y disputados partidos entre los dos equipos que vivimos cuando estos jugadores eran infantiles, casi siempre llenos de una polémica sana, este año tocaba aguantar con deportividad el chaparrón de la superioridad del equipo de Capuchinos, e intentar plantarle las mayores dificultades posibles.

Mario, lesionado en el partido de Jairis y en el de Capuchinos, medita en el banquillo

Mario, lesionado en el partido de Jairis y en el de Capuchinos, medita en el banquillo

El partido, tal como se preveía no tenía historia, el rápido contraatque de los grises superaba con claridad el mal balance defensivo visitante y en seguida empezaron a obtener una clara ventaja. Los cartageneros, querían ordenar su ataque, pero sólo lo conseguían en los primeros tres minutos, después empezaban las precipitaciones y las pérdidas de balón.  El partido se convertía en un monologo, que sólo se equilibró en el tercer cuarto, más por relajación local que por acierto cartagenero, y donde sólo la lucha y la entrega pese a la enorme desventaja en el marcador, eran las escasas virtudes que mostraron hoy los cadetes del Basket Cartagena.

El equipo local jugó un buen partido, pero centrándose demasiado en los contraataques, en donde se mostraron demoledores, y en los triples, pero bajando mucho cuando suben el balón y atacan en estático, careciendo en el día de hoy de la mordiente necesaria para hacer daño dentro de la pintura, pese a la altura de algunos de sus hombres. En este aspecto, al menos en defensa, y aunque no es mi estilo personalizar los aciertos, me gustaría destacar el buen trabajo que realizó el pívot cartagenero Ginés, que lleva entrenando con nosotros cuatro meses, y que fue un auténtico muro en defensa los minutos que jugó, creando excesivas dificultadas a los pívots locales, mucho más expertos. No obstante, ayer los locales no necesitaron juego interior, su superioridad era evidente y en ocasiones jugaban a ráfagas, buscando más el lucimiento personal que el trabajo de equipo.

Lo mejor del puente de San José es que ya ha pasado, y estos dos partidos fuera de casa, no deben de hacer bajar nuestro futuro rendimiento, y en los cuatro partidos que quedan de liga regular, los cartageneros, independientemente de los resultados que obtengan, deben de luchar por mostrar la progresión individual y como conjunto que han alcanzado, y esperemos, que recuperando a los jugadores lesionados lo antes posible, podamos ver el juego que padres y técnicos queremos de este equipo. Ya sabemos que el resultado deportivo no va a ser el esperado, pero eso no es la básico en un equipo cadete, la temporada aún no ha terminado, y aún quedan partidos y entrenamientos para avanzar y madurar, y sobre todo para divertirnos jugando y viendo básquet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s