vacaciones y libros

Publicado: julio 16, 2009 en Opinión

Los hombres que no amaban al baloncesto

larsson-cabeceraEl calor del verano, el olor a vacaciones, el final de la temporada de basket y el querer desconectar de la rutina diaria, es una invitación a la lectura debajo de una buena sombrilla a la orilla del mar, o en una buena tumbona bajo la sombra de un porche o de un frondoso árbol. También podemos recurrir, si lo anterior falla, al socorrido aire acondicionado en un cómodo sillón, aunque esto es menos romántico y recuerda demasiado a una oficina. Y como las noticias deportivas escasean, si exceptuamos los mediáticos y rentables fichajes de Florentino, lo lógico es recurrir a la lectura de esos libros que hemos acumulado en las estanterías durante el año y que no hemos tenido tiempo de leer.

Dado que este blog, además del baloncesto, también tiene como referencia esencial, la ciudad de Cartagena, no me he podido resistir a poner este fragmento de una novela de una compañera de profesión, Mercedes Martínez Albaladejo, también médico internista, con la que he trabajado y compartido sección en el hospital durante más de seis años, y que ha aprovechado el poco tiempo que la medicina deja libre, para escribir y acaba de publicar su primer libro, “La cola del Dragón”, un libro de narrativa lleno de sensibilidad y experiencias. En él hace una poética y hermosa descripción de la ciudad.la cola del dragon

“Orgullosa y milenaria, cobijada en el fondo de una bahía, se despereza entre cinco colinas frente a un mar cuyas olas aún recuerdan la blanca estela y el crujir de naves poderosas y viejas civilizaciones. Fundada por legendarios guerreros de pueblos antiguos, perdida por unos y conquistada y vuelta a perder por otros, sus ruinas cuentan, desde hermosos teatros de piedra  y ciegos monumentos sepulcrales erigidos en memoria de ilustres gobernantes olvidados en los pliegues del tiempo, historias de dioses y héroes arquetípicos. .. Cartagena vive medio despierta y medio dormida bajo el sol y el  peso de la historia.”

Pero para los que la narrativa les resulte aburrida, este año pueden recurrir a la típica novela de crímenes y asesinos en serie, y por ello no es mala idea acercarse a la trilogía “millennium”, con sus cerca de dos mil páginas, promete ser un entretenido y prometedor pasatiempo para los amantes de las misterios y las intrigas. En sus sorprendentes y nórdicas páginas, Stieg Larsson nos demuestra que los escandinavos no son tan gélidos, ni flemáticos como nos los pintan, y sus relaciones personales distan mucho de ser aburridas. El malogrado escritor, reportero y periodista, muy comprometido además contra el racismo y las organizaciones de extrema derecha, nos conduce por los sitios más recónditos de las pasiones humanas, para contarnos una sencilla novela de crímenes y suspense, pero de una forma original y única, que no habían usado otros autores del género y que nos no deja de sorprender en cada capítulo. Es una pena que un infarto le haya privado a Larsson de conocer el gran éxito de su trilogía y de la posibilidad que la saga “millennium” pudiera continuar, dando lugar a las especulaciones y a la leyenda, al tiempo que se ha desatado una espectacular pugna por conseguir los derechos a las ganancias que las tres novelas generan por parte su mujer y el resto de la familia de Stieg.palacio_consistorial_09

En las páginas de sus tres novelas, abundan una serie de aparentes respetables y decentes personajes, con buena posición social y económica, que además de esconder los más bajos instintos humanos, se caracterizaban por qué no amaban a las mujeres. Cada uno de estos siniestros personajes, era totalmente distinto al resto, y sus cualidades para hacer el mal  y la perversión no se parecían casi en nada, pero siempre tenían en común que no amaban a las mujeres.

stiegCuando falla o falta el amor a algo, es como un síntoma que denota que algo no funciona bien en este tipo de personas, que acaban cayendo en la ausencia de escrúpulos y desatando sus más bajos instintos. No debe de sorprender que el título de la primera novela de la saga, no sea “los hombres que odiaban a las mujeres”, ya que en realidad el odio y el amor son sentimientos muy parecidos, muy cerca uno del otro, y por tanto es fácil de pasar y cambiar de uno a otro, ya que la línea que separa ambos sentimientos es muy delgada. Pero es evidente que la falta de amor, no siempre va a indicar odio. La indiferencia del que no ama, pero tampoco odia, te permite ser frío y calculador, meditando bien lo que haces sin cometer errores, lo que te convierte en un ser mucho más peligroso que el que odia por un motivo. El que odia algo, suele ser vehemente y apasionado, es sincero, no se oculta, y es menos calculador, siendo también capaz, si las circunstancias cambian, de transformar el odio en amor, algo que el otro tipo de personas es muy difícil que lo logren.

En mi modesta opinión, es posible que hoy en día haya algunas  personas ligadas al mundo de deporte “que no amaban al baloncesto”, y cuya indiferencia le hace bastante mal al mundo de la canasta. Evidentemente no me refiero a deportistas y técnicos, sino más bien a personas de las que dependen la financiación de este deporte y de los clubes que lo forman. Dirigentes políticos, concejales, directivos de los clubes, etc., podrían estar ligados al baloncesto principalmente para obtener beneficio como empresario (publicidad, notoriedad, dinero, etc.) o como político (aumentar votos en los resultados de las próximas elecciones). Es decir, apenas entienden de este deporte y llegan a él por accidente, por ser una bolsa de futuros votos en las elecciones, o por ser una propaganda que le puede dar buena imagen a nivel local y nacional, y mejorar a la larga los beneficios de su empresa, sobre todo si el equipo es capaz de alcanzar la máxima categoría, ACB o en su defecto LEB Oro. Es verdad que he oído hablar a muchas personas de mecenas del deporte, sobre todo a la antigua junta del CAB Cartagena, gente desinteresada que ama este deporte y quiere potenciar al club de su ciudad, o de la ciudad donde tiene su negocio. No obstante, aunque posiblemente “haberlos hailos”, como las meigas, yo particularmente no confiaría el futuro de mi equipo a la aparición de uno de estos desinteresados y altruistas personajes.

roda_golf-300x200Es pues mucho más fácil, que podamos conseguir el dinero que necesita nuestro club dentro del mundo de las medianas y grandes empresas, e incluso que necesitemos apoyo de las Instituciones Públicas, y por tanto de los políticos. En estos dos campos, es donde deberemos intentar evitar en lo posible, que estos “hombres que no amaban al baloncesto”, lleguen a tener puestos de responsabilidad en nuestro club, ni en la faceta deportiva (manager general, director deportivo), fácilmente evitable dado que apenas suelen entender de aspectos técnicos, ni en la faceta directiva (presidente, vicepresidente, tesorero), mucho más difícil de controlar dado que suelen aportar un importante capital al club o depender de ellos algún tipo de subvención millonaria. Estas personas no saben de romanticismo, ni de sentir los colores de un club, se mueven en el mundo de los negocios y la política, y aunque algunos podrían llegar a ser buenos gestores, es difícil contar con su lealtad en tiempos difíciles.

No obstante, tampoco debemos ser del todo pesimista, la crisis económica que vivimos ha cambiado los planes de muchas empresas, que han tenido que reducir gastos de forma dramática, y está claro que lo más prescindible, dada su escasa rentabilidad es el deporte, sobre todo si no es fútbol. El resto de deportes, bastante más minoritarios, no suelen ser buenos negocios, y por tanto no es excesivamente criticable que algunos sponsors, de los de “toda la vida”, hayan tenido que abandonar el barco.

Un pequeño ejemplo podría ser el Balneario Archena, que abandona un patrocinio  ejercido durante años y con buenos resultados deportivos, al menos en mi opinión, que situaron al club de la ciudad del poeta Vicente Medina, durante la temporada pasada como el tercer club de la Región y muy cerca del segundo, nos da una idea que pese a que algunos se empeñan en ver los “brotes verdes” que vaticinen la salida de la crisis económica que hemos vivido estos años, aún quedan años duros para este deporte, donde muchos clubes verán peligrar su existencia. Ya lo comentamos en un anterior post del blog, como “aviso a navegantes”, ya ha llegado la época de las vacas flacas, y el mundo del baloncesto, mucho más frágil que el del fútbol, lo está acusando y lo va a seguir acusando en los próximos años. Inmobiliarias o empresas del sector de la construcción, como Obralia e Ingecom ya replegaron velas la temporada anterior, siguiendo ejemplo de Polaris World, que ya antes dejó tirado al equipo cartagenero de fútbol sala y que no se ha atrevido a hacer lo mismo con el CB Murcia, quizás por la gran diferencia de dinero invertido en uno y otro club, y porque una plaza en ACB se cotiza más que una plaza en la máxima división de fútbol sala, y siempre queda el recurso de vender la plaza antes de que se produzca un posible descenso.1081063

Bueno, esperemos que en próximos posts haya más noticias que comentar, y que no tengamos que recurrir a la literatura y a las novelas para filosofar un poco sobre el deporte que nos gusta. Es posible que en las próximas semanas, se sigan confirmando regresos al baloncesto cartagenero y se empiecen a conocer públicamente los planes de los dos equipos de la ciudad para la temporada 2009-2010, en la que hemos depositado muchas esperanzas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s