la sombra de “pepe el brujo”

Publicado: noviembre 17, 2009 en Opinión

C Basket Cartagena 68 – Jesuitinas “A” 76

(21-18, 21-27, 19-10, 7-21)

Séptima Jornada, Liga Regular Junior, Grupo A

Cartagena 14 de noviembre de 2009, 12,00 horas

Pabellón Cabezo Beaza

Lo escuche el sábado en la grada mientras veía la trepidante primera parte que nos ofrecieron los juniors del Basket Cartagena frente al equipo de Jesuitinas, cuando se jugaba de poder a poder. Un aficionado, posiblemente padre de un jugador del equipo colegial de la capital de la Región, decía tras una excelente canasta de su equipo: ¡Somos el “Alcorcón” de Murcia!. Los que seguimos al Basket nos miramos con cara de “pasmaos” y nos preguntamos al mismo tiempo: ¿nos está comparando con el Real Madrid?. La verdad que es extraño, que aunque sea un equipo de un colegio, y que por tanto se supone que posee pocos recursos económicos, uno de sus aficionados confunda el potencial del equipo merengue a nivel nacional, con el supuesto potencial del Basket Cartagena a nivel regional. Aunque luego en casa, reflexioné, y quizás la comparación con el equipo de los galácticos puede tener algo de fundamento. Desde luego, si en algo se parece el equipo Junior del Basket al equipo blanco, es en el gafe que nos ha perseguido desde el inicio de temporada, similar al supuesto gafe que le echó “Pepe el Brujo” al jugador portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, en el mes de septiembre y que según dice la prensa amarilla lo ha dejado sin jugar hasta la fecha. Y es que desde que empezó la liga y hasta hoy, los sucesos y anécdotas con poca fortuna se han sucedido uno tras otro con el equipo cartagenero, impidiendo que Pepe García haya podido disponer de la totalidad de su plantilla para afrontar los 6 partidos de liga que lleva disputados el Basket Cartagena. Empezamos con las lesiones de pretemporada de Bibiano, Miguel y Jorge. Después fuimos a jugar un torneo internacional en Águilas y en vez de disputar el partido por el tercer y el cuarto puesto, acabamos poniendo una denuncia contra dos entrenadores franceses en el cuartelillo de la guardia civil. Más tarde nuevas lesiones de Santi y Jorge, seguidas de la fractura de una falange del dedo del pie de Benjamín Cutillas, y por si faltaba algo hemos tardado en los despachos un mes en regularizar la ficha de un jugador para completar nuestra plantilla. Desde luego no tenemos los millones del Real Madrid, ni nuestro presidente se llama Florentino, pero lo que es casi seguro que alguien nos ha “echao mal de ojo” como a Cristiano, dado que el mal fario nos persigue como al astro portugués. Yo, como no soy gallego, no creo en las meigas, pero “haberlas, hailas”. En fin, como no hay mal que cien años dure, esperemos que poco a poco las aguas vuelvan a su cauce, y que el equipo esté bien y al 100% de rendimiento cuando en realidad hay que estar, que es en la segunda vuelta y en los playoff de acceso a la final a cuatro, si conseguimos la clasificación.

Pese a todo, el equipo junior del Basket está mostrando carácter y lucha partido a partido por mejorar su juego y lograr una victoria que se nos ha negado en las últimas cuatro jornadas. El sábado, una vez más, derrochó lucha y entrega, y una vez más, como en los tres últimos partidos, en los últimos diez minutos se mostró aciago ante el aro rival, perdiendo las opciones de victoria que les brinda su buena actitud defensiva. Sólo ante ADM, el equipo se mostró claramente inferior a su rival, las otras tres derrotas se produjeron de manera similar, partidos que llegan nivelados al último cuarto y que se pierden por mala finalización, aunque en el resto del partido se halla anotado con facilidad. La falta de equilibrio entre el juego interior y exterior, debido a las características de la plantilla, condiciona los movimientos del banquillo, y eso unido a las continuas lesiones, provoca que algunos jugadores lleguen con las fuerzas justas a los minutos finales, que suele ser cuando se deciden los partidos.

Ante Jesuitinas, los cartageneros salieron con intensidad defensiva y rapidez, frente a un equipo bien plantado, con más físico que los locales, y que planteó el partido con sus mismas armas. No obstante, los cartageneros mostraron algo más de definición y una ligera superioridad ante el aro rival, cobrando una exigua ventaja de tres puntos al final del primer cuarto, 21-18. Los visitantes apretaron aún más en el segundo cuarto, y los cartageneros comenzaron a perder más balones y a no acabar sus ataques, lo que dio la vuelta a la tortilla, y Jesuitinas se puso por delante, escuchando en las gradas la frasecita de “somos el Alcorcón”. Al descanso, los de “Alcorcón del Segura” ganaban 42-45, aunque aún quedaba mucho partido por disputar.

En el tercer cuarto empezó igualado, nivelándose de nuevo el marcador que mostraba un empate a 50 a falta de 5:16 para el final del cuarto. En los siguientes minutos, salió a relucir la casta cartagenera y el Basket retomaba el mando del partido, favorecido por los movimientos del banquillo de Jesuitinas, quizás para reservar a sus hombres más cargados de personales. La ventaja local  alcanzaba su máximo en los últimos minutos de este cuarto, y el marcador reflejaba un justo 61-55, que abría las esperanzas cartageneras para ganar el partido.

En el último cuarto, por desgracia volvió a repetirse lo de los dos partidos anteriores, se luchó y se defendió a tope, pero se volvió a fallar en ataque y debajo del aro, y por ello fue cuestión de tiempo que Jesuitinas anotara en un par de ataques seguidos para desequilibrar definitivamente el partido. Los locales mostraron su impotencia en los últimos dos minutos, cometiendo una serie interminable de personales que los visitantes no transformaban, pero que acababa siendo positivas para ellos, dado que recuperaban el balón en el rebote ofensivo, o en las continuas perdidas de balón que cometían los cartageneros cuando querían llegar a las zonas de ataque. Al final un 68-76 daba la victoria a Jesuitinas, y castigaba la mala puntería durante este cuarto de la escuadra local, que sólo fue capaz de anotar 7 míseros puntos durante 10 minutos.

Pero pese al resultado, no todo fue malo en este partido. Una vez superados los obstáculos administrativos y burocráticos, el jugador búlgaro Stan, pudo debutar en partido oficial con el Basket Cartagena. Su actuación fue clave para mantener a los locales con posibilidades de victoria y se compenetró perfectamente con sus nuevos compañeros, aunque la falta de partidos le pasaba lógicamente factura en el último cuarto, sin que ello suponga ningún pero al buen trabajo realizado en su debut como jugador del Basket Cartagena. Bien, ya sólo queda la recuperación de Benjamín Cutillas, para que Pepe García pueda disponer de la plantilla al completo, lo que sin duda repercutirá en el rendimiento de este equipo, que desde luego no ha dicho aún su última palabra en esta liga junior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s