esperando a Godot

Publicado: diciembre 14, 2009 en Opinión

Club Basket Cartagena 83 – Escuela Baloncesto Salesianos 58

Jornada 11, Fase Regular Liga Junior Masculina

Sábado 12 de diciembre, 18:00 horas.

Pabellón Cabezo Beaza. Cartagena

Es evidente que ni el equipo junior de Salesianos, ni el del Basket Cartagena, atraviesan por un buen momento, ambos en la zona baja de la tabla, con crisis de resultados y de juego, que le han llevado por méritos propios a la posición que ocupan. Por ello ambos se jugaban mucho en el partido de esta semana, ya que el que consiguiera la victoria en este derbi local cartagenero, saldría reforzado moralmente para la segunda vuelta de liga en su fase regular, mientras que el que perdiera seguiría inmerso en su crisis particular y tendría que esperar una semana más para empezar a remontar el vuelo.

Por ello ambos equipos recuerdan algo a los dos personajes, Vladimir y Estragon,  de la obra perteneciente al teatro del absurdo de Samuel Beckett, “Esperando a Godot”. En ella, estos dos personajes que se encuentran en una estación de tren se pasan los dos actos que dura la obra viviendo situaciones disparatadas e incoherentes esperando a un tal Godot al que no conocen y que nunca aparecerá. Sin querer entrar en elucubraciones sobre esta extraña obra sobre el existencialismo, ni en adivinar a quien quería representar Beckett con su enigmático Godot, podemos decir que los dos equipos cartageneros se pasaron el partido esperando la llegada del buen juego que no han tenido en las últimas jornadas, y que les tendría que sacar de las últimas posiciones de la clasificación en las que se encuentran ahora.

Por ello, y dado que los dos equipos estaban muy presionados para conseguir la victoria en este derbi, no sorprendió el dubitativo inicio de partido, donde los nervios de ambos conjuntos hicieron que los puntos que iban subiendo al electrónico del Pabellón Cabezo Beaza, lo fueran sobre todo por fallos defensivos, mas que por jugadas de mérito de ataque.

No obstante, los locales mostraban algunos recursos ofensivos más que el equipo de Salesianos, que recurría al tiro de 6,25 para intentar que los de azul no se marcharan en el marcador. El Basket conseguía las primeras ventajas del partido, y aunque estas eran escasas, las lograría mantener durante este primer cuarto, mostrándose firmes en el rebote defensivo, lo que impedía segunda opciones para los visitantes, y jugando ataques largos sin arriesgar mucho el balón. En este primer cuarto muchas miradas estuvieron puestas en los llamados “ex”. Jero el base colegial que jugó de alevín e infantil en el CAB Cartagena, y que ya lleva 5 temporadas en la EBS, era el organizador del juego de su equipo y aunque empezó indeciso perdiendo algún balón, fue cogiendo confianza conforme transcurrían los minutos y sería uno de los jugadores que mantuvieron a Salesianos con opciones de victoria hasta el último cuarto. Por su parte Bibiano, “ex” de la EBS, donde jugó hasta categoría cadete, cumple su segunda temporada en el Basket Cartagena, y durante el primer cuarto mostró su fortaleza física en la pintura, tanto en rebote como a la hora de lanzar a canasta, aunque al contrario que Jero, con el paso de los minutos, se fue cargando de personales y su juego se resintió.

A la mitad del segundo cuarto, algo parecía cambiar la dinámica del partido, y los locales tras algunas recuperaciones y culminar un par de contraataques conseguían llegar a tener 10 puntos de ventaja, pero en los minutos siguientes, varios fallos en ataque y en la subida del balón por parte de los azules, permitían la reacción colegial que se llegó a poner a 3 puntos. A partir de entonces, y tras un par de cambios introducidos por Pepe García, se frenó la remontada colegial, y la ventaja del Basket se volvió a mover entre los 5 y 7 puntos hasta el final del segundo cuarto, asistiendo a un intercambio de canastas, donde el número 13 visitante, fue un jugador decisivo para que el partido no se rompiera y Salesianos siguiera teniendo opciones de victoria en la segunda parte.

El  tercer cuarto fue un calco de los dos primeros, despistes defensivos y falta de intensidad en la presión de las líneas de pase por parte del Basket, le permitían a los jugadores de la EBS seguir a remolque sin perderle la cara al partido, auque se veía venir que de un momento a otro les fallarían las fuerzas. Volvían los locales a pasar de los 10 puntos de ventaja, pero fallaban varias opciones de contraataque, y la EBS a base de corazón, aunque con escasas ideas, terminaba este cuarto con sólo 7 puntos de desventaja, que aún les daban opciones de victoria. Por parte del equipo del Basket, ni Pablo, ni Stan, lograban poner orden en el ataque, con un juego sin brillo, que iba a sólo a tirones, y que al final se resolvía con acciones individuales.

Por ello se llegaba al último cuarto con la sombra de la duda de si el Basket Cartagena repetiría la historia de los últimos partidos y se hundiría en ataque, y si la EBS podría dar la sorpresa y llevarse el gato al agua en este derbi local. Pero la tendencia que observábamos desde la grada, era la de agotamiento de ideas en ataque de los de rojo, que seguían manteniendo una buena actitud defensiva, pero que poco a poco perdían la fe en la victoria. Por ello, los del Basket sin hacer un gran juego, y aprovechando la seguridad que mostró Alfonso en el rebote durante todo el partido, y que además puso en evidencia los huecos que dejaban en defensa los colegiales, conseguían pasar una vez más de esa barrera psicológica de los 10 puntos de ventaja, pero esta vez, y aunque fuera a trancas y barrancas, ya de forma definitiva, sentenciando el partido a falta de algo más de 2 minutos, donde tras llegarse a los 20 puntos de ventaja local, los visitantes se resignaban a una nueva derrota. Con el partido sentenciado,  asistimos a un duelo de triples, donde Jorge con 1 y Stan con 2 superaron el de Jero por parte visitante, dejando al final la ventaja en 25 puntos, que nos parece un marcador demasiado generoso con los del Basket, visto el juego irregular que practicaron durante todo el partido los pupilos de Pepe García, aunque nadie puede discutir que la victoria fue justa.

Al final se cumplió el pronóstico, ganó el equipo de casa y el mejor clasificado, aunque mostrando un juego impreciso e irregular, que deberá de mejorar en las próximas jornadas si quiere remontar posiciones en la clasificación. Por su parte, la EBS intentó mantenerse dentro del partido con opciones para ganarlo, pero sin arriesgar mucho, y les faltó ambición y fe en sus posibilidades, y sólo algunos triples en el primer cuarto, varias penetraciones de Jero  en el segundo tiempo y los buenos movimientos de su número 13 durante todo el encuentro, amenazaron el dominio local,  por nunca lograron ponerse por delante en el marcador, y pese a su esfuerzo, acabaron hundiéndose en los últimos 3 minutos del partido.

Resumiendo, la EBS tendrá que seguir trabajando duro y esperando al “Godot” que les lleve a conseguir su primera victoria en esta liga, ilusión y ganas seguro que no les falta. Mientras el Basket Cartagena, al que ayer le sonrió la victoria, deberá también de esperar la llegada de ese buen juego de equipo que mostró en los primeros partidos de liga, y que perdió hace algunas jornadas. Desde aquí les deseamos mucha suerte a ambos equipos, y que cuando se repita este derbi al final de la segunda vuelta, lo haga con los dos equipos en racha de victorias y de buen juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s