renos y camellos

Publicado: diciembre 18, 2009 en Opinión

Se acerca el 24 de diciembre, los nueves renos, Brioso, Bailarín, Acróbata, Cometa, Cupido, Trueno, Relámpago, Juguetón y Rodolfo, arrastran por los cielos el fabuloso trineo de Santa, intentando cogerle la delantera a los tres lentos camellos de los Reyes Magos de Oriente. Pero como además uno de los camellos, como dice Gloria Fuertes en uno de sus poemas, era cojito, los Reyes siempre están destinados a llegar más tarde que el barbudo gordiflón creado por el dibujante alemán Thomas Nast, al que posteriormente el pintor y publicista de la Coca Cola, Abdón Sundblom, remodeló y le dejó para siempre los colores rojo y blanco que luce actualmente. Hoy en día donde todo lo que suena a cristiano suena anticuado y obsoleto, y donde todo marcha tan deprisa, a nadie le gusta esperar, y a los niños menos que a nadie, por ello el Niño Jesús, el camello cojito, y los Tres Reyes, pese a su magia, van perdiendo la partida frente a los nueve incansables renos y el gordinflas de rojo, que además de americanos y de modernos, no nos recuerda para nada la religión.

No obstante, también existe un origen cristiano de Santa Claus o Papa Noel, que comienza con la historia de San Nicolás de Bari, fallecido en el 345 dc, y que fue obispo de la ciudad actualmente turca de Mira. Cuenta la leyenda su continuo afán de ayudar a los pobres y hacerles regalos, teniendo también fama de hacer milagros cuando se oraba pidiéndole ayuda.

Su historia y su leyenda, se mezcla después con la un niño lapón llamado Nikolas, que perdió a toda su familia en Navidad, y que al quedar huérfano fue acogido por el pueblo. El joven Nikolas para recordarlo, tallaba juguetes en madera que repartía entre los niños de ese pueblo por esas fechas. Mezclado después con otras tradiciones paganas en las que se hacían regalos a los niños, fue evolucionando hasta convertirse a principios del siglo XIX en Santa Claus, al recoger el escritor Washington Irving una tradición de los holandeses que habían emigrado a Nueva York, sobre uno de sus santos, Sentirklaas, cuya festividad se celebraba a principios de diciembre, transformando el Sentirklaas en Santa Claus.

Bien, una vez más religión y costumbres se mezclan entre si, y nos llevan un año más a vivir una Navidad, donde se sea creyente o no, siempre intentaremos que reine el espíritu de ayudar a los demás y de manifestar nuestro amor en forma de regalos. Bien sea a través del amigo invisible en el trabajo, a pies del árbol de Navidad con el gordito de rojo, o al lado del Belén del Niño Jesús, esta Navidad volverán a despertar sentimientos encontrados, y una vez más, se intentará al menos aparcar esas diferencias que a veces nos han enemistado con los demás, celebrando comidas de empresa y familiares, y continuaremos haciendo esos regalos, que por si acaso se nos olvidan, la publicidad se encargará de recordarnos.

A la familia del baloncesto cartagenero también le vendría bien la llegada de este espíritu navideño para seguir en su particular esfuerzo por alcanzar antiguas gestas y esplendores, y continuar en la buena línea comenzada en los últimos años. Tanto Basket Cartagena, como la Escuela de Baloncesto Salesianos, siguen avanzando, bien es verdad que a paso lento, en su progresión y aspiran a mejorar los resultados en los próximos años. Como a mi no me gusta las prisas, y prefiero al camello cojito de Gloria Fuertes, que a esos renos con tanto ímpetu, no me importa esperar un poco más, y que el trabajo se haga bien hecho y que al final con un poco de ayuda de los Tres Reyes Magos, si es posible en forma de patrocinadores, acaben haciendo despegar al baloncesto cartagenero.

Yo por si acaso las dos tradiciones tienen razón, pienso dejar mi calcetín a los pies del árbol, y echar al buzón la carta a los Reyes Magos, al fin al cabo es tiempo de ilusión y creer en lo imposible, y al menos ilusión a este blog y al que lo escribe, de momento no nos falta.

¡¡¡ Feliz Navidad 2009 para todos !!!

Anuncios
comentarios
  1. Jesma12 dice:

    Que tus “pensamientos en voz alta”, en este caso “escritos”, lleguen a hacerse realidad, y que los que de alguna manera tienen ó tenemos algo que ver con ellos, enpujen ó empujemos, en la dirección correcta, para que sucedan.

    Que el año que va acomenzar, nos traiga todos los “éxitos” y “felicidad baloncestistica” que seamos capaces de soportar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s