la unión hace la fuerza

Publicado: diciembre 21, 2009 en Opinión

Marme 76 – Club Basket Cartagena 87

Jornada 9, Fase Regular Liga Junior Masculina (partido atrasado)

Sábado 19 de diciembre, 10:00 horas.

Pabellón Municipal de San Javier.

Foto descargada del Blog canastade2 de nuestro compañero Jesús García Celdrán

El termómetro  a la entrada de la Autovía marcaba 0º C cuando salíamos camino del Pabellón Municipal de San Javier, caían sobren el limpiaparabrisas copos de nieve que se derretían a los pocos segundos, y las cumbres del Roldán, La Muela y Cedacero comenzaban a vestirse de blanco. Paisaje totalmente invernal, típico de postal navideña, que poco invitaba a la practica del baloncesto en esta fría y lluviosa mañana de diciembre. Si a estas circunstancias añadimos que el Basket Cartagena junior sólo disponía de 6 jugadores de su plantilla para afrontar este encuentro, y que los refuerzos que buscaba en el equipo cadete, sólo eran a tiempo parcial, ya que tenían que estar antes de las 12 de la mañana en el Pabellón de Los Dolores para enfrentarse al equipo de la EB Salesianos, nos hacía presagiar un probable naufragio del buque cartagenero, en aguas del mar menor, frente al equipo de San Javier, que necesitaba la victoria incluso más que los del Basket en este partido aplazado de la novena jornada.

No se esperaba por tanto un partido brillante y con buen juego, sino sufrimiento desde el primer momento, y tener que dar por encima del 100% para conseguir la victoria.

El primer cuarto comenzaba con iniciativa local, que con un banquillo igual de escaso que el cartagenero, no estaba dispuesto a dejar pasar la oportunidad de derrotar a sus vecinos del Basket Cartagena. Dicen que a perro flaco todo son pulgas, y eso sin hablar de la archiconocida Ley de Murphy, por ello apenas sorprendió que a los dos minutos del primer cuarto, tras luchar por un rebote ofensivo, Alfonso pisara accidentalmente el pie de Santi y tuviera que retirarse cojeando al banquillo con molestias en su tobillo. Surgía no obstante un poco de luz, cuando un inspirado Mario, culminaba un par de contraataques y ponía un espectacular tapón en defensa, impidiendo que los de casa se marcharan en el marcador, y que el Basket les fuera pisando los talones.

Otro rayo de esperanza lo proporcionaba la entrega de los tres jugadores cadetes que Pepe García había convocado para este partido, sobre todo el buen hacer de Jose dentro de la pintura, entrando con fuerza tanto al rebote ofensivo como defensivo, y con un buen porcentaje anotador debajo del aro. Sergio también fue un valladar en defensa y Edu también aportaba su granito de arena, durante el primer tiempo. En el segundo cuarto, tras haberse recuperado Alfonso de las molestias en el tobillo y volver a pista, el Basket Cartagena, recuperaba el mando del partido y comenzaba a dominar en el marcador, e incluso alcanzaban  los 10 puntos de ventaja. Reaccionaban no obstante los locales, tras una acción de dos más uno, que debió de invalidarse por claros pasos del atacante, y que descentró el juego cartagenero, lo que fue aprovechado por Marme para anotar varias canastas seguidas y nivelar nuevamente la contienda.

El partido era deslucido, y las imprecisiones y las pérdidas de balón, dominaban sobre las buenas jugadas, pero la igualdad en el marcador mantenía el interés y la emoción del partido. El primer tiempo acababa con 4 puntos de ventaja para los cartageneros, que habían sabido contrarrestar el empuje inicial de Marme, siendo conscientes de que si el partido se mantenía igualado hasta el último cuarto habría muchas posibilidades de ganarlo.

Con el partido igualado y la victoria en el alero, se suponía que el tercer cuarto podría ser el decisivo, y por ello los locales salieron con gran intensidad y lograban neutralizar la ventaja cartagenera, y aunque su ataque era bastante previsible, aprovechaban la falta de reflejos de la defensa visitante para anotar tres canastas desde 6,25 y tomar la delantera en el marcador. Pero los de blanco no se achicaban, y aunque con un juego poco vistoso, se rehacían y nivelaban la contienda antes de finalizar el cuarto, gracias sobre todo a aumentar la presión defensiva y a que el base cartagenero Pablo, comenzaba a manejar el tiempo del partido. Además el juego de los tres cadetes cuando estaban en pista, no desentonaba para nada con el de sus compañeros, y daban unos preciosos minutos de descanso al resto del equipo, que guardaban fuerzas para el último y definitivo cuarto.

Cuando faltaban algo más de 7 minutos para acabar el partido, la escuadrilla cadete partió rumbo al Pabellón de los Dolores, con la satisfacción del deber cumplido y dejando al equipo del Basket con 10 puntos de ventaja sobre el Marme. A partir de entonces fueron los 6 jugadores junior los que tenían que rematar la faena, y aunque los locales lo intentaban, no lograban casi nunca bajar de esos psicológicos 10 puntos de ventaja. Miguel, Santi, Jorge y Mario, asumieron su responsabilidad, y aunque el juego se volvió bastante brusco e impreciso, mantuvieron la concentración necesaria para impedir que Marme se acercara en exceso en el marcador, y cuando esto se producía en una reacción a la desesperada de los locales en los dos últimos minutos, los cartageneros volvían a reaccionar para sentenciar definitivamente el partido al contraataque y desde el tiro libre.

Resumiendo, partido feo y deslucido, con dos equipos en “cuadro” que fueron con lo puesto, pero muy disputado, y donde la igualdad en el marcador y la necesidad de los puntos por parte de los dos equipos, le dio una gran emoción que se mantuvo prácticamente durante todo el partido. Al final resultó decisiva la aportación cadete, demostrándose una vez más que cuando hay unión dentro de un equipo y entrega sin reservas, aunque existan barreras y dificultades, y aunque no aparezca el buen juego, hay muchas posibilidades de victoria.

Para poner la guinda al pastel, Jose, Sergio y Edu, se incorporaron a tiempo con su equipo, el Cadete 94, para afrontar un nuevo derbi de rivalidad local, entre la EB Salesianos y el Basket Cartagena, que se jugó a las 12 de la mañana de ese sábado en el Pabellón Municipal de Los Dolores, y volvieron a ser piezas claves en la victoria del Basket. En un partido donde como es habitual en este tipo de derbis, se anotan pocos puntos y las defensas se imponen a los ataques, asistimos a un primer tiempo igualado que acabó con empate a 25 al término de los primeros 20 minutos. En la reanudación, las defensas siguieron firmes, recurriendo muchas veces a la defensa en zona, fundamentalmente por parte de la EBS, pero los colegiales perdieron la inspiración en ataque, lo que permitió que los del Basket, sin hacer un juego brillante, y basándose en la teoría del que menos falla, acabaron imponiéndose por doce puntos, 47-59.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s