gracias a la lluvia

Publicado: abril 20, 2010 en Crónicas de partidos, Opinión

En abril aguas mil, y todas caben en un barril. Nunca pensamos que la lluvia en abril podría afectar al desarrollo de un partido de baloncesto de la liga federada infantil, pero eso fue lo que ocurrió este domingo, donde la lluvia caída de forma intermitente durante la madrugada, impedía que el partido entre Infante y el Basket Cartagena se celebrara en el lugar previsto por el equipo local, la pista exterior del colegio, y ambos equipos debieron desplazarse a la pista del Pabellón de Puente Tocinos para disputar el encuentro. Por dicho motivo, el partido comenzaba con casi media hora de retraso sobre el horario previsto, sin que ello deba suponer una excusa para el desconcierto que mostraron los cartageneros durante casi todo el partido. De todos formas, fue preferible el retraso, y disputar el partido en pista cubierta, a disputarlo y presenciarlo en pista exterior.

Gómezdemiguel – A. D. Infante 51 – Club Basket Cartagena 62

Jornada 22 Liga Infantil masculina

Pabellón de Puente Tocinos

Domingo 18-04-2010, 10:30 horas.

El enfrentamiento entre el tercer y quinto clasificado de la liga, se presuponía a priori como un partido interesante, donde habría lucha y emoción, ya que pese a que los cartageneros habían ganado de 40 puntos en el partido de ida, cuando el tercer puesto estaba aún en el aire, en el momento actual, con la clasificación totalmente decidida, ambos equipos podrían afrontar este encuentro sin la presión del resultado, y usarlo como una piedra de toque importante para los play off de octavos que comienzan la próxima semana.

Así lo debieron entender los aguerridos jugadores de Infante, que lucharon de principio a fin, como si les fuera la clasificación en ello, pero no los del Basket Cartagena, que sestearon en defensa durante una buena fase del partido, y estuvieron espesos y fallones en ataque. No obstante, los nervios y las imprecisiones durante el primer cuarto se repartieron por igual entre ambos equipos, con un juego poco vistoso, con muchos fallos y pérdidas de balón, y con un marcador impropio de una categoría infantil entre dos equipos clasificados entre los 5 primeros del grupo A. Sólo algunas acciones individuales aisladas, se salvaron en estos primeros 10 minutos de desconcierto, sobre todo para el equipo cartagenero, que estuvo a la merced del equipo local, pero sin que estos supieran rematar la faena y aprovecharan las grandes facilidades defensivas que les brindaron los de azul. Al final de este cuarto, un parcial de 8-6, mostraba a las claras la poca precisión ante el aro de ambos equipos, aunque reforzaba mucho la moral local, que comenzaba a pensar que el equipo rival no se parecía al de la primera vuelta, y que podrían ganar el partido.

El segundo cuarto no supuso cambio en el juego, que siguió siendo trabado y poco vistoso, pero se mejoraron bastante el porcentaje anotador de ambos equipos, sobre todo, por que las defensas seguían dejando muchos huecos. Los cartageneros, eso sí,  hacían valer su mayor altura durante estos 10 minutos, recurriendo los locales a las faltas personales para intentar parar las penetraciones de los aleros y los balones en el poste bajo. A su vez Dani, aprovechaba la defensa a los hombres altos para anotar con relativa facilidad. El problema cartagenero en este cuarto, siguió siendo su defensa, muy relajada, sin presión sobre el hombre balón, sin ver líneas de pase, y permitiendo el tiro exterior. En las penetraciones a canasta las ayudas de los visitantes llegaban siempre tarde y tampoco se punteaban los lanzamientos a canasta, lo que permitió a los locales anotar con relativa facilidad durante estos 10 minutos. Todo ello justifica el parcial de este cuarto, 20-23, que maquilló algo el escuálido resultado del primer cuarto, dejando un más decoroso aunque todavía escaso 28-29 al final del primer tiempo. Con este marcador, Infante se mantenía muy vivo, y el Basket Cartagena con cara de circunstancias, parecía conformarse con el resultado, esperando que en algún momento del segundo tiempo, las fuerzas del equipo local se debilitaran.

Al principio del tercer cuarto parecía que el partido se iba a romper a favor de los cartageneros, que salieron con algo más de garra en defensa que en el primer tiempo, realizando un buen juego durante los primeros minutos. Pero fue un espejismo, a mediados de este tercer cuarto el ataque cartagenero se volvió espeso, y dos pérdidas de balón seguidas en zonas de ataque, permitían el contraataque de los de Infante, que volvían a acercarse peligrosamente en el marcador. La pintura dejaba de ser dominio cartagenero, y el ataque local, sin ser fluido, conseguía anotar a trancas y barrancas, entrando el partido en una fase de igualdad, con exiguas ventajas del Basket Cartagena hasta el final del cuarto.

La clave del partido fueron los cinco primeros minutos del último cuarto. Infante que hasta entonces no había bajado la guardia, acusó ligeramente el cansancio, y los hombres de refresco del Basket devolvían la ventaja visitante por encima de los diez puntos, haciendo de nuevo daño en la zona. A la mitad del cuarto, se mantenía la ventaja visitante, pero Infante conseguía de nuevo rehacerse e impedía que esta aumentara más, y no le perdían la cara al partido. Los visitantes, hacían el esfuerzo justo para que la ventaja no bajara de los 10 puntos, aunque el juego seguía careciendo de continuidad y de orden, pero era suficiente para conseguir frenar los últimos ataques del equipo de Infante, que pese a los ataques a la desesperada, y un par de triples anotados en este cuarto, se veían incapaces de  conseguir acercarse más en el marcador. El reloj fue el mejor aliado del Basket Cartagena, que al final, y con más pena que gloria, se llevó la victoria y los dos puntos, consiguiendo algo que sólo esta reservado a los buenos equipos, como es conseguir la victoria cuando se juega mal, sobre todo si tienes delante a un buen equipo, ordenado y luchador, como lo fue hoy el equipo de Infante, que al final obtuvo poca recompensa al gran esfuerzo realizado.

Ha acabado por tanto la liga en su fase regular y llegan los play off, los equipos a estas alturas han de demostrar ya su madurez y su progresión. Todos sabemos que un mal partido lo tiene cualquiera, pero el cupo de fallos se les ha acabado a los jugadores del Basket Cartagena del equipo Infantil, y el equipo tiene aún pendiente el dar un paso más hacia delante, que le haga más competitivo y poder al menos disputar un partido con opciones de victoria ante rivales que sobre el papel son más fuertes que él. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, potencial hay para ello y quizás lo que falta es mentalidad y continuidad en el juego.

Esta semana comienza ya los play off, y al Basket Cartagena le espera un largo desplazamiento a Yecla, para disputar el partido de ida con el tercer clasificado del grupo B. Aquí ya no valen confianzas y relajaciones, aquí sólo cuenta las ganas de jugar baloncesto y el ir a por todas, y que por supuesto una pizca de ese factor suerte necesario en el deporte. En fin, que gane el que mejor juegue y se lo merezca.

La ACB que se nos escapa

Aquellos que me conocen saben que no soy de los que se enfadan mucho cuando pierde el CB Murcia, y que también soy de los muchos que opinan que sus equipos, sea cual sea en la categoría que jueguen, son de los que ganan casi todo a nivel regional y casi nada a nivel nacional, aunque todo ello hablando en general y con honrosas excepciones, que haberlas haylas. Pero desde luego, no seríamos amantes del baloncesto si nos alegráramos de que el CB Murcia de ACB, pierda esta condición y juegue el próximo año en la liga LEB, por mucho oro que esta lleve. Y mucho menos, después de ver el buen ambiente que se respiró en el Palacio de los Deportes de la capital este domingo en el partido que le enfrentó al Joventut. Gradas y pista juego dieron un fantástico espectáculo, bonito de presenciar y entretenido, que nos hacia lamentar que el próximo año, casi seguro, no se va a repetir.

Un simple aficionado, y además cartagenero, no es quizás el más adecuado para dar consejos a dicho club y su directiva, pero yo creo que deben de meditar, que lo que hizo esta semana, facilitando a clubes de la región entradas para este partido, sobre todo a los jugadores de los equipos base, que a su vez arrastran a sus padres, hace que  el CB Murcia sea percibido con menos antipatías por ellos, ya que habitualmente es el equipo que siempre nos gana por paliza, y además se lleva, o acepta en sus filas, depende del matiz que le queramos dar, a los jugadores que más destacan en nuestro equipo.

Resumiendo, hacia tiempo que no acudía al Palacio de los Deportes, y los partidos los veía sólo por televisión y cuando podía, pero me gustó mucho el ambiente que vi en la grada, y lamento que el año próximo sea muy probable que no se vuelva a repetir. En fin, que reflexionen los que tienen que tomar las decisiones, ya que a veces no es cuestión de elegir la mejor plantilla, sino de llegar más a la gente y al aficionado, a veces la grada es capaz de transformar el juego de un equipo, aunque los jugadores sean los mismos “inútiles” de la semana anterior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s