reflexiones tras las finales (2)

Publicado: mayo 27, 2010 en Opinión

Final four infantil femenina: las chicas son guerreras.

Quizás por que Dios sólo me dio 3 hijos varones, quizás por que nunca hasta ahora había vivido tan de cerca una “final four” de baloncesto femenino, quizás por que creemos que goza de muchos menos seguidores que su equivalente masculino, quizás por que nunca he tenido mucho tiempo libre para verlo, en fin, podría seguir inventando pretextos y excusas, pero la verdad es que hubiera sido un crimen, que estando tan cerca, me hubiera perdido los dos excepcionales partidos que nos brindaron el pasado sábado el equipo infantil femenino del Basket Cartagena.

Al  igual que su equipo homónimo masculino del Basket Cartagena, las chicas que dirige Diego Martínez habían acabado la liga regular en tercera posición, habiendo perdido los 4 partidos que habían disputado con los dos primeros clasificados. Sus posibilidades por tanto se reducían a romper la lógica y  sorprender al equipo de Jesuitinas en semifinales y soñar el imposible en la final contra Jairis. Para ello contaban con un arma de doble filo, el hecho de que la ”final four” se jugara en Cartagena, en el Pabellón Urban, dado que la ventaja que te da jugar en tu pista con tus canastas, se contrarresta con la mayor presión que sufres al considerarte equipo local y sentirte con la obligación de ganar.

No obstante esa presión supieron asumirla muy bien las jugadoras del Basket Cartagena, y los ánimos y el aliento que recibieron desde la grada suplió con creces cualquier tipo de obligación de ganar. Por ello, la semifinal que disputaron las cartagenera fue impresionante. El equipo del Basket cogió desprevenidas a las jugadoras de la capital de la Región, por su planteamiento táctico y por la gran concentración defensiva que mantuvieron durante todo el partido. Y está claro, cuando defiendes bien, eso te da aplomo y seguridad en ataque, donde no tienes prisa por que lleguen unos puntos que tarde o temprano se conseguirán, transformando el partido en otro distinto, dominando a tu rival, y donde el espectador tenía dudas de quien era el segundo y el tercer clasificado de la liga regular. Las verdinegras acabaron estrellándose una y otra vez contra la defensa cartagenera, jugando toda la segunda parte a remolque, viendo a las azules siempre por encima de la barrera psicológica de los 10 puntos. Al acabar el partido la euforia y el delirio invadió el Pabellón Urban, el objetivo se había conseguido y las cartageneras pasaron a la final.

El domingo fue otra fiesta. Si la afición cartagenera  con sus bocinas y sirenas llenaron medio pabellón, la afición de Alcantarilla no le iba a la zaga y llenaba la otra mitad del Urban con un buen acompañamiento de bombos. Las que se sentían favoritas querían demostrarlo y acabar con el sueño de las departamentales, mientras que estas tras el subidón moral de la semifinal, iban a por todas.

Y así fue, durante el primer tiempo no había tregua, se jugaba y se defendía con fuerza, eso si, con un mayor porcentaje de acierto ante canasta de las jugadoras de Jairis, ante una bien plantada defensa cartagenera. Las de amarillo conseguían pequeñas ventajas que estiraban y encogían, pero que conforme pasaban los minutos parecían consolidarse, mientras que el ataque cartagenero cada vez era más impreciso, recurriendo al tiro precipitado o a la penetración individual, sin que estos fueran fruto ni de cortes, ni de bloqueos planificados, sino de la improvisación y la ansiedad de nivelar cuanto antes el partido. Por si faltara algo, el aplomo de la número 8 de las de Alcantarilla durante la segunda parte, marcando el ritmo de partido, y arriesgando en el tiro de 6,25 cuando le daban el más mínimo espacio, es digna de elogio y desequilibró la balanza. No obstante la resistencia de las del Basket fue numantina. Cada vez que las de Jairis se intentaban escapar en el marcador, la reacción cartagenera no se hacía esperar, apretaban los dientes en defensa y cuando obtenían un rebote o una recuperación de balón salían de manera endiablada hacia la canasta rival, penetrando con gran valentía. No obstante el juego en estático cartagenero tenía más carencias que en el día anterior, y la pelota se circulaba poco y mal, quizás por la buena defensa amarilla, quizás por exceso de ansiedad de las azules, o quizás por ambas cosas. Pese a ello los dos últimos cuartos fueron apasionantes, aunque al final Jairis demostró por que había sido el campeón de la liga regular.

Enhorabuena a Jairis por su merecido título, y nuestra más sincera felicitación y admiración para las infantiles del Basket Cartagena, que demostraron una casta excepcional y que jugaron sin complejos ante dos equipos de gran nivel como fueron Jesuitinas y el campeón Jairis. Felicitar también, por supuesto, al equipo técnico de este equipo, por su excelente trabajo con este grupo de jugadoras y el planteamiento de la final, rozando el campeonato regional con la yema de los dedos, ahí no es nada.

Final four Primera Autonómica: la semifinal que no vi.

El don de la ubicuidad no es una de mis cualidades, ni el de ningún mortal, por ello resultaba casi imposible poder presenciar la primera semifinal de la “final four” de Primera Autonómica en el Pabellón Fausto Vicent y estar a la misma hora en el banquillo del infantil masculino del Basket Cartagena en el Pabellón de Cabezo Beaza. Pese a que en Alcantarilla iba a jugar mi hijo mayor, estaba claro que no me quedaba otra opción que la del socorrido teléfono móvil para poder enterarme de lo que allí pasaba.

La EBS había cumplido su sueño, y tras dos años seguidos de quedarse en cuartos de final, por fin había conseguido estar en la fase de ascenso. En frente un equipo de ocho jugadores con mucho oficio, el CB Herpo Beniel, que sabe a lo que juega, y con la veteranía de algunos de sus integrantes acostumbrados a jugar en categorías superiores. El equipo de Los Dolores con una plantilla más amplia, pero con una colección de lesiones en los últimos meses, afrontaba este difícil reto como equipo novato en estas lides, aunque jugadores como Ayala, Juanma Bernal, Israel y Domingo, ya habían disputado alguna final con el CAB o el Basket Cartagena. Los colegiales tras una temporada algo irregular, aunque sin pasar excesivos apuros para mantenerse en la parte alta de la tabla, habían eliminado en cuartos al equipo de Beniaján con menos dificultades de las previstas, y llegaban a Alcantarilla con mentalidad ganadora.

Pero no fue así, según me contaron, el nefasto arranque de partido de los rojillos marcó el resto del encuentro, y los de Eduardo Noguera nunca se encontraron cómodos en la pista y no pudieron desarrollar su juego. De nada sirve intentar presionar al rival tras canasta si no anotas, cundiendo también los nervios en la defensa permitiendo marcharse a los de la huerta por encima de los 20 puntos y rompiendo el partido antes del descanso. En el tercer cuarto hubo atisbo de reacción pero no cuajó, antes de bajar de la barrera de los 10 puntos se acabaron las ideas y la ventaja de los de Beniel se volvió a disparar. Al final del partido los 29 puntos de desventaja hablan a las claras de mal partido colegial, y pone de manifiesto una vez más la irregularidad de este equipo que por plantilla, al menos en mi opinión, y dejando lesionados al margen, debería de haber disputado el partido de la final y con opciones serias de ganarlo.

El domingo, y pese al palo moral que supone perder de forma tan contundente un partido 24 horas antes, el equipo volvió a rehacerse y poco a poco fueron entrando en su encuentro frente al CB Molina, aunque eso si, sufriendo hasta el final y forzando los conserveros una prórroga donde por fin se impusieron con justicia los de Eduardo Noguera.

Pese al lapsus de la semifinal y los altibajos durante la fase regular en el juego colegial, la temporada de la EBS ha sido histórica y ha supuesto la consolidación su equipo senior entre los mejores de esta categoría, ganándose merecidamente el respeto deportivo por parte del resto de equipos, y habiendo presentado claramente sus credenciales para futuros ascensos, por vía deportiva o por otras vías derivadas de las continuas reestructuraciones que han sufrido, sufren y sufrirán las ligas de baloncesto por los efectos de la crisis económica actual, escasez de sponsor, y la bancarrota de mucho clubes, y si no que se lo pregunten al CAB Cartagena, Eliocroca, Mazarrón, ADM, etc.

Por tanto, y aunque el sabor amargo de la derrota en semifinales aún dure, hemos de felicitar y dar nuestra más sincera enhorabuena a la EBS en el camino emprendido para estar en la élite del baloncesto regional por derecho propio y por historia, con un proyecto serio dirigido en estos tres últimos años desde el banquillo por Eduardo Noguera, que independientemente de los resultados, ha sabido crear unión y un buen ambiente de trabajo en el grupo, y que ha permitido a este equipo estar entre los mejores de la categoría autonómica y jugar esta fase de ascenso. Ese es, en nuestra opinión, el camino a seguir, que la gente, sea o no de la cantera de salesianos, esté a gusto en el club y se identifique con un proyecto, por ello la primera piedra está muy bien puesta, pero la labor hay que continuarla, para ello, y no nos engañemos, si queremos aspirar a jugar en categoría nacional con garantías, además de las ideas y del trabajo, hará falta algún sponsor para apoyar el proyecto y un imprescindible presupuesto para buscar esos necesarios refuerzos en la plantilla y en los banquillos, sin desmerecer ni mucho menos, a la plantilla y al equipo técnico que ha llevado a la EBS a ocupar el tercer puesto en la categoría autonómica y engrandecer así su historia.

Ánimo y a seguir adelante, el listón cada año está más alto para la EBS y hay que seguir superándolo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s