un alto en la posada “roca de guía”

Publicado: julio 28, 2010 en Opinión

“A luego, a luego”, ya va siendo hora de retomar la actividad de este blog, y aunque aún queda “muncha caló”, y como casi ya estoy de “vacas”, ya me va entrando un poco de “mono”, y he recuperado las ganas de volver al tajo y escribir algo de lo que pasa por estos “lares”.

Baloncesto, lo que se dice baloncesto, más bien nada de nada, sobre todo si hablamos del baloncesto en Cartagena. En espera que comiencen pronto los ya tradicionales y clásicos 3×3 de pretemporada, lo único digno de mención en nuestra ciudad, es el curso de entrenador de grado uno que  se ha celebrado estos días en el ya vetusto Pabellón Central de Wssel de Guimbarda, y que pretende paliar, al menos un poco, el déficit de personas con preparación básica que puedan dar respuesta al aumento de niños y jóvenes, que tanto a nivel de escuelas, como a nivel de equipos federados en categorías de base, quieren disfrutar de este deporte.

Es evidente que en este curso de algo más de 3 semanas y sus veintitantos alumnos, no van a solucionar ni mucho menos el problema que tienen los dos clubes cartageneros a la hora de encontrar personas capacitadas para dirigir sus equipos y sus escuelas. Pero es evidente que es un primer paso y muy necesario para conseguirlo. Si lográramos darle continuidad a la organización de estos cursos, poco a poco podríamos disponer de un plantel de personas interesadas, formadas y con algo de experiencia, que pueden dotar a la cantera cartagenera de estos elementos básicos e imprescindibles para la formación de jugadores.

La captación de estos alumnos por parte de los dos clubes de la ciudad, y darles la experiencia necesaria como segundos entrenadores en la próxima temporada, es algo deseable, necesario, y a la vez imprescindible, antes de que estos neófitos puedan dar el salto definitivo para ser primer entrenador con ciertas garantías, sobre todo si van a dirigir equipos de benjamines, alevines e infantiles. Todos sabemos que los errores que no corregimos en estas categorías, y lo que enseñemos mal, o que simplemente no enseñamos, va a ser una misión casi imposible para futuro entrenadores que cojan a estos jugadores en cadetes y junior.

Hace poco leímos en el blog que edita Juan Serigot, el papel que debe de desempeñar el segundo entrenador, y aunque en mi opinión, se magnificaba en exceso esta importante labor, es evidente que siendo segundo, a poco que seas un poco observador y tengas claros los fundamentos de este deporte, te va a permitir ver y aprender tanto lo que se debe hacer como aquello que no se debe de hacer, y aunque no es lo mismo ver como otros toman las decisiones que tener que tomarlas tu mismo, durante uno o dos años, no es mala experiencia  pasar por este status y completar el título oficial con esta especie de prácticas oficiosas. Aún así, debemos de ser conscientes, que pese al curso y a las practicas como segundo, siempre hay algo que no se estudia ni se practica, y que sólo pueden dar los años, por supuesto me refiero a esa imprescindible experiencia, que suelen despreciar aquellos que no la tienen, y de la que presumen en exceso aquellos que tienen muy limitados sus conocimientos teóricos.

Dejando a un lado estos asuntos, los problemas de entrenadores no se limitan a los técnicos disponibles y con formación suficiente para dirigir equipos de categoría de base, si no que por supuesto afectan también a los encargados de dirigir los equipos senior de los dos clubes cartageneros. En el equipo de Primera Autonómica de la EB Salesianos ya se ha confirmado el cambio de patrón que dirigirá la nave colegial, y tras tres años en el cargo, Eduardo Noguera pasa el testigo a otro hombre muy ligado a Cartagena y a su baloncesto, como es Antonio Pelegrín. El reto no es fácil, dado que salir del pozo de la Autonómica por méritos deportivos no es fácil, y son muchos los que al final lo logran por la vía administrativa, dado los continuos reajustes que hemos sufrido en los últimos años en las categorías de este deporte. El listón que tendrá que superar Antonio Pelegrín será el tercer puesto alcanzado este año por los pupilos de Eduardo Noguera, aunque este éxito deportivo del club colegial se vio empañado por la dolorosa derrota en la semifinal ante el equipo de Beniel por 29 puntos. Aunque Beniel fue el campeón de la final, está claro que no es lo mismo perder que perder, es decir perder dando la impresión que el partido podría haberse ganado, o perder con mayúsculas, sin haber tenido opciones de victoria en ningún momento. Aunque el resultado es esencialmente el mismo, las consecuencias de unas derrotas no son las mismas que las de las otras, y muchas veces, aunque en este caso posiblemente haya habido otros factores, los resultados deportivos suelen ser la gota que colma el vaso y acaban coincidiendo con el relevo del entrenador.

El Basket Cartagena por su parte aún no ha cerrado, al menos de forma oficial, el capítulo de entrenador de su equipo de Primera Nacional, ya que Javier Muñoz por motivos laborales, es difícil que pueda seguir entrenando a este equipo, y el club anda buscando a su sustituto. Aunque al final se salvó la categoría sin apuros, y a punto se estuvo de contactar con el grupo de los primeros clasificados, y al equipo se le vio otro aire, posiblemente los refuerzos de la plantilla que coincidieron con el relevo del entrenador influyeron también en el buen rendimiento que se alcanzó  en el fin de temporada.

En el campo de las especulaciones se habló mucho de una posible compra de una plaza en EBA por parte del Basket Cartagena, y de una plaza en Primera Nacional por parte de la EB Salesianos, ambas posibilidades impresionan cada vez más de estar más lejanas, y aunque los motivos económicos parecen ser los principales responsables de que las cosas se queden como están, el mantener al máximo jugadores de la cantera en el primer equipo de ambos clubes, también parece un argumento válido que ha pesado lo suficiente en las directivas para frenar la posibilidad de ese ascenso, ya que eso habría provocado cambios profundos para reforzar a ambas plantillas, donde los canteranos habrían pagado, como casi siempre, el pato.

En fin, a falta de noticias oficiales, todo esto es hablar por hablar, y en pocas semanas saldremos de dudas y estaremos inmersos en plena pretemporada. Tras un verano plagado de éxitos deportivos del deporte español, que esperemos que continúen en el próximo mundial de baloncesto en septiembre, una vez más y van ya unas cuántas, deseamos que el baloncesto en Cartagena continúe su progresivo ascenso, y vuelva a ocupar el lugar puntero que ya ocupó en el pasado y que por historia y por potencial de nuestra ciudad, nos pertenece. Pero no se vive de los recuerdos, ni de lo que fuimos, el futuro se construirá con el trabajo bien hecho y con la economía saneada de los clubes, y por supuesto apostando siempre por esa cantera, que debido a la falta de sponsors por la cacareada crisis, es la única que nos puede sacar de nuestra situación actual.

Mientras, nos dedicaremos a la lectura, que con este calor no es una mala opción para las vacaciones. Este año apostaré por la fantasía de mundos legendarios e imaginarios. He decidido ir a la posada Roca de Guía y buscar a un personaje que ha robado a reyes agónicos, que incendió la ciudad de Trebon, que entre  otras cosas lo expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar, y además escribe canciones que hacen llorar a los bardos, por supuesto, se llama Kvothe y quizás hayas oído hablar de él. En definitiva, quiero acabar de leer y disfrutar de las 872 páginas de “El Nombre del Viento”, y admirar  las hazañas y fechorías de este personaje creado por Patrick Rothfuss. Este profesor de Wiscosin, de aspecto mesíanico, ha tardado 14 años en escribir, revisar, corregir y conseguir editar este primer título de una trilogía que promete convertirse en un clásico, donde ha sabido mezclar mundos y personajes inventados, con las grandezas y debilidades del espíritu humano, sus virtudes y sus defectos, y en la que deseamos que el segundo libro tarde poco en llegar.

Anuncios
comentarios
  1. Entrenador dice:

    Hola Cartagenabasket.

    Sólo unas puntualizaciones a tú entrada.

    1. Se perdió en semifinales contra Beniel, Lorquí estaba en 1ª Nacional.

    2. Sobre tu comentario “Aunque el resultado es esencialmente el mismo, las consecuencias de unas derrotas no son las mismas que las de las otras, y muchas veces, aunque en este caso posiblemente haya habido otros factores, los resultados deportivos suelen ser la gota que colma el vaso y acaban coincidiendo con el relevo del entrenador…” estoy de acuerdo que al final lo que acaba siendo es una derrota que te deja sin opciones de jugar la final y nada más. El equipo demostró saber sobreponerse a la misma y al día siguiente se hacía con esa histórica tercera plaza, la cual creo que no se valora en su debida medida o justicia, ya que dedicas varios renglones a recordar la derrota, obviando la progresión ejercida por este joven grupo de jugadores en las últimas temporadas, excelente plantel, sin duda.

    3. Parece que dejas entrever, o al menos yo lo leo entre líneas, que la marcha como director del grupo por parte de Eduardo Noguera, se debe a esa dolorosa derrota en semifinales y he de decirte que nada más lejos de la realidad, te equivocas. Esta marcha estaba pactada en septiembre de 2009 con la directiva de la EBS y en vísperas de los play off contra Beniaján se comunicó a la plantilla y resto del cuerpo técnico. Pregunta en caso si tienes dudas.

    Por lo demás, no me queda más que felicitarte por tus entradas, las cuales siempre son interesantes, aunque en ocasiones no estemos de acuerdo, pero esto es totalmente normal y lícito.

    Saludos y buen verano con la familia.

    • cartagenabasket dice:

      Gracias por tus comentarios.
      1. error corregido, Beniel fue el campeón de este año..
      2. la derrota en semifinales la considero inmerecida para el buen trabajo que habéis realizado en estos tres años y por ello me resulta mucho más dolorosa. El trabajo que realizó el grupo a tus ordenes, no era merecedor de perder por 29 puntos contra un equipo al que se le había derrotado en la liga regular, pero esto es el deporte, y como bien apuntas el grupo sacó carácter al día siguiente y ganó la histórica tercera plaza. Por ello me duele aún más la derrota de semifinales, creo que este grupo se mereció ser campeón, y ha sido una lastima estar tan cerca y no conseguirlo.
      Yo también le deeso toda la suerte del mundo a Antonio Pelegrín y deseo que la EBS gane por fin esa merecida primera plaza que le da derecho al ascenso.
      Espero que vosotros también paséis un buen verano en familia, un abrazo para todos vosotros, y enhorabuena por el trabajo realizado y por las muchas horas que les has dedicado a este grupo de jóvenes jugadores, yo ya he preguntado en casa y te están muy agradecidos..

  2. Entrenador dice:

    Dos cosas más, lo siento.

    La última frase del penúltimo párrafo es “pregunta en casa” y no “en caso”.

    Suerte a Antonio Pelegrín en su nueva andadura al frente del 1ª autonómica de la EBS:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s