el paseo de la “mantis religiosa”

Publicado: noviembre 8, 2010 en Crónicas de partidos, Opinión

Su inmovilidad y la forma que adoptan sus dos patas delanteras le dan un aspecto de estar rezando, pero nada más lejos de la realidad, la “mantis religiosa” espera paciente que se acerca su presa para sujetarla de forma firme con esas patas en actitud de plegaria, y empezar a devorarla incluso antes de haberla matado. La “mantis” que aparece en la foto de este post, debía de andar algo despistada sobre las baldosas del exterior del Pabellón Cabezo Beaza alejada de los arbustos, e inmóvil y ajena a lo que ocurría a su alrededor, adoptaba como siempre hace la típica posición de rezo. Y eso, que los exaltados comentarios que se escuchaban a esas horas de los asistentes al partido entre los equipos junior masculinos del Basket Cartagena y el CB Archena, eran poco propicios para la meditación y el recogimiento.

En los momentos que eligió la “mantis” para su paseo, acababa de terminar un emocionante encuentro de baloncesto que había transcurrido con igualdad en el marcador durante los cuarenta minutos, donde la mayor ventaja para uno u otro equipo no sobrepasó nunca los 8 puntos, y aunque el juego fue soso e impreciso, la incertidumbre en el electrónico había mantenido en tensión los nervios de los asistentes.

Comentarios y protestas sobre la labor arbitral, algo tradicional y lógico en cualquier partido de baloncesto con resultado ajustado, se entremezclaban con referencias a la moda del momento, la de remitir vídeos a la Federación de Baloncesto de la Región de Murcia para impugnar el partido, lo que a este paso, quizás lo que le va a traer cuenta a dicha Federación, es comprarse una pantalla gigante de 52 pulgadas y un cómodo sillón para el visionado de los vídeos de los equipos que se han sentido perjudicados por la labor arbitral. Aunque si nos atenemos a las normas actuales, podremos leer en las Reglas FIBA 2010, que se restringe el uso de material fotográfico y vídeos a unas situaciones muy concretas que ahí se enumeran, y que desde luego no se habían dado en el partido al que hacemos referencia, aunque es posible que algún juez único aún no se haya leído el apartado C y su punto C4 de dichas reglas, y admita vídeos para otros motivos que no están recogidos en este apartado.

Lógicamente los que pierden, buscan explicaciones en supuestas conspiraciones maquiavélicas, tejidas por un poder en las sombras que favorece a los contrarios y persiguen a su equipo, mientras los que habían ganado ignoraban en sus comentarios el mediocre juego que realizó su equipo y los posibles errores arbitrales, y sólo charlaban de forma distendida de los dos últimos minutos. Es también evidente, que si el resultado hubiera sido distinto, los que intentarían mandar el vídeo, serían posiblemente los mismos que estaban criticando esa actitud, y los vencedores posiblemente intentarían esconder o borrar la cinta por si alguien pudiera tener la tentación de usarla con algún fin disciplinario o para anular el resultado. En fin, es de ley que cada uno defienda sus intereses de la mejor forma que crea conveniente, pero eso sí, que las normas sean iguales para todos y que se apliquen siempre con el mismo criterio.

La inescrutable cara de la “mantis” y sus esféricos y enormes ojos, no perdían detalle de todo lo que ocurría alrededor, pero por suerte para ella no podía entender los subjetivos y sesgados comentarios que se vertían por todos lados, e impertérrita deseaba que todo aquello acabara, y poder abandonar aquellas malditas baldosas y regresar a una rama donde su mimetismo con la planta la volviera hacer invisible a los demás.

Club Basket Cartagena 73 – Club Baloncesto Archena 70

Jornada 6, Liga Regular junior masculina

Sábado 6 de noviembre 2010; 12:00 horas

Pabellón Cabeza Beaza. Cartagena

Dejándonos el reino de los artrópodos a un lado, y hablando de baloncesto, el partido que tenían que disputar archeneros y departamentales, no llegaba en un momento especialmente atractivo para los de casa, y la victoria se constituía como el botín principal a alcanzar, dejando “o jogo bonito” para posteriores lances ligueros que lleguen cuando el puesto de la clasificación general este más acorde con el teórico potencial del equipo. Con tres bajas todavía en las filas de los junior del Basket Cartagena, a las que hemos de sumar la de Jose, que sufrió un esguince en el último cuarto del partido del sábado, y con una victoria y dos derrotas en los 3 partidos oficiales disputados, los de Pepe García estaban para pocas bromas, y no podían fallar. Todo ello, por mucha presión que suponga, nunca debe ser una excusa para rendir poco en defensa, dejar autopistas hacia tu canasta, y fallar en exceso ante el aro rival. Jugando así, es difícil ganarle a nadie que este a tu nivel, y aunque esta semana si funcionaron algunas individualidades que decidieron al final del partido, está claro que no es este el camino a seguir para estar arriba, y se deberá de volver la disciplina táctica y defensiva que mostró el equipo ante el Molina Basket, si al final queremos obtener buenos resultados.

El partido fue un toma y daca constante, con aciertos y fallos repartidos de forma proporcional e igualitaria entre los dos contendientes, con tiempos muertos bien utilizados por ambos banquillos, que hacían reaccionar a su equipo cuando el rival intentaba distanciarse.

La igualdad en los aciertos y fallos hacían concluir el primer cuarto con un 22-23 favorable a los de Archena, que supieron contrarrestar la rapidez inicial en ataque de los cartageneros, con buenas subida de balón por parte de su jugador número 5, y buenas penetraciones a canasta de su número 10, pésimamente defendido durante todo el partido, y que jugando de cara, y sin necesidad de recurrir al juego interior de espaldas, mostró las carencias defensivas de los locales. En el segundo cuarto, bajón anotador de los de Archena, que fallaron algunos triples, que suele ser una de sus mejores armas, y los cartageneros al tran tran, lograban ponerse por delante en el marcador y acabar con 3 puntos de ventaja al descanso, 38-35, pero que dejaba completamente abierto el partido para la segunda parte.

La segunda parte no mostró variaciones, ambos equipos mantenían planteamientos similares para hacer daño en el aro rival, y sólo cambiaban a los jugadores más cansados o más cargados de personales, aunque algunos no recibieron ni un segundo de descanso, ya que el partido estaba totalmente en el alero, y no era muy aconsejable ningún tipo de experimento o táctica arriesgada. Cuando el partido llegó a su último cuarto y se avecinaba un final de infarto, hicieron acto de presencia varios triples casi seguidos de los visitantes, que a falta de algo más de 6 minutos alcanzaban su máxima ventaja del partido, 50-58, y que dejaba a los locales en la UVI, en situación crítica. La reacción cartagenera, basada en una defensa con menos agujeros y algunas excelentes individualidades de los jugadores más experimentados, conseguían reanimar el partido y reducir la ventaja visitante a 3 puntos, tras un parcial de 5-0 en menos de un minuto, y a partir de ahí partido de nuevo muy trabado, con marcador muy ajustado, y con los visitantes por delante. A falta de 1:31 para el final y tras un nuevo triple, llegaba una vez más la ventaja del Club Baloncesto Archena a los 4 puntos, 66-70, que esta vez parecía definitiva. Pero un nuevo parcial de 5-0 local conseguía de forma milagrosa poner a los locales de nuevo arriba, 71-70, con 46 segundos todavía por jugar. Nervios en la grada y en la pista, y tras un par de ataques fallidos, los cartageneros van a la línea de tiros libres a falta de sólo 14 segundos. Tras anotar el primero, se falla el segundo, pero se consigue un importante rebote ofensivo que vuelve a mandar a un jugador cartagenero a la línea del tiro libre. Esta vez se falla el primero pero se anota el segundo, y con 3 puntos de ventaja y a falta de 4 segundos se fuerza una personal para evitar un posible intento de 3 de los visitantes. Tras fallar el primer tiro libre el jugador archenero, el segundo es lanzado con fuerza a la tabla claramente con la intención de fallar, por lo que fue sancionado con saque de banda para los cartageneros. No obstante un mal pase en el saque, hizo recuperar la bola a los visitantes que intentaron a la desesperada un pase largo que fue también interceptado por un jugador local sobre la bocina final.

Alegría para los vencedores y frustración para el equipo visitante, que se vio ganador a falta de minuto medio para la conclusión, pero donde encajó un parcial de 7-0 que le hizo perder el partido. El juego de los de Pepe García no nos pareció bueno, con una defensa muy relajada que no supo presionar la buena subida de balón del base visitante, y que salvo en los minutos finales, dejó en todo momento organizar el juego de ataque a sus rivales, que mostraron buenas maneras, por otra parte ya conocidas, y que le harán sin duda estar muy arriba de la clasificación cuando acabe la fase regular, y que decir tiene, que su rendimiento puede ser todavía mayor con vistas al próximo año, donde seguirán contando con la actual base de jugadores.

Bien esperemos que el próximo partido en el Pabellón Municipal de San Javier, depare mejor juego y no tengamos que recurrir ni a las “mantis religiosas”, ni a las protestas sobre la labor arbitral para escribir la crónica, y a ser posible podamos comentar la tercera victoria del equipo junior del Basket Cartagena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s