¡¡de frente, paso ligero!!

Publicado: noviembre 13, 2010 en Crónicas de partidos

Es uno de los incondicionales seguidores del equipo junior y un valor en alza en el equipo alevín del 2000 del Basket Cartagena, y esta semana, Gonzalo y sus toques con la corneta-bocina que vemos en la foto, en el Pabellón Municipal de San Javier, tocaron “arrebato” y provocaron el efecto deseado a los pupilos de Pepe García, que por fin abandonaron el juego especulativo y reservón de hace una semana, y salieron de frente y a paso ligero para conseguir una victoria sin paliativos contra el equipo de Marme, que nunca supo como parar el juego de ataque de los departamentales.

Es evidente que a los junior del Basket Cartagena les va la marcha, aguantar y especular lo hacen bastante regular, por no decir mal, pero cuando presionan y atacan rápido crean muchos problemas a sus rivales, y si tienen el día ante la canasta contraria, tienen muchas opciones de victoria. Esta semana además, se ha demostrado que las bajas por lesión, nunca deben de ser una excusa para justificar el mal juego, y los 6 jugadores con ficha junior que ayer no pudieron participar en el partido, algo habitual desde que empezó la liga, no fueron en absoluto impedimento para que presenciáramos un juego directo y rápido, con acciones defensivas de gran mérito, que sorprendieron al equipo local, que durante los 40 minutos nunca tuvo ni capacidad, ni posibilidad de reacción.

Marme Fructy Andamios 68 – Club Basket Cartagena 102

Liga Regular junior masculina. Jornada 7

Sábado 13 de noviembre 2010; 12:00 horas.

Pabellón Municipal de San Javier.

Hay que reconocer que después del sufrimiento de hace una semana frente al equipo de C.B: Archena, con victoria in extremis, y que las lesiones siguen siendo el pan nuestro de todos los días, había muchos recelos en este partido de la séptima jornada de la liga junior frente al equipo de San Javier, ya que en caso de victoria podría marcar el arranque del equipo cartagenero para alejarse de la parte baja de la clasificación, pero una nueva derrota volvería a dejar al equipo bastante tocado moralmente y muy cerca del pozo de la tabla. Pese a que el calentamiento no fue excesivamente activo y que se perdió el salto inicial, el conjunto cartagenero salió a la cancha muy enchufado, presionando a toda la pista con bastante criterio, y con un elevadísimo porcentaje de acierto en ataque en las primeros minutos de partido que le dieron sin duda mucha moral y serenidad para el resto del encuentro.

Estos primeros compases del primer cuarto, pese a todo lo que aún restaba por jugar, marcaron el rumbo del partido, ya que la presión cartagenera hacía estragos en la subida del balón local, y el tiempo muerto solicitado por su entrenador no arreglaba el problema hasta bien pasado la mitad del cuarto, donde después de varios cambios y recambios, se comenzó a pasar de medio campo con criterio y a anotar, sobre todo desde el tiro libre, fruto de las numerosas personales que los cartageneros habían cometido con su defensa presionante. A falta de 3:40 para acabar el primer cuarto, el marcador reflejaba un contundente 8-31, que ya había dejado el partido prácticamente visto para sentencia, a poco que los visitantes siguieran manejando el “tempo” del juego. Triples, robos de balón y contraataques, rebotes ofensivos, penetraciones a canasta, tiros a media distancia, etc., fueron durante esos 6 minutos una auténtica pesadilla para los locales, que vieron como se les escapaba un partido que tan sólo acababa de comenzar.

El final del primer cuarto y principio del segundo cuarto vieron el mejor juego local, pero que a duras penas lograba contener la sangría de puntos cartageneros, y que con un elevadísimo porcentaje desde la línea del tiro libre, evitaban que la ventaja foránea se disparara por encima de los 20 puntos. Pero este sábado todo estaba de cara para el Basket Cartagena, incluso las rotaciones de jugadores que realizaba Pepe García funcionaban bien, y los recién salidos a pista lograban meterse en la dinámica de juego, y no sólo evitaban que los locales se acercaran en el electrónico, si no que al final el segundo cuarto, volvían a imponer su ritmo y la ventaja de los departamentales se acercaba peligrosamente a los 30 puntos, acabando este primer tiempo con un 36-62, que le quitaba prácticamente toda la emoción al segundo tiempo.

Al principio del tercer cuarto, el jugador 4  del equipo del Marme, que había sido su principal referente para subir el balón y organizar el juego, cometía su quinta personal, lo que aumentaba aún más los problemas de su equipo. No obstante, a partir de entonces, el partido entró en una dinámica de igualdad y juego algo más lento, y aunque la zona local no fue un excesivo obstáculo para el ataque del Basket, el partido se volvió algo más impreciso y embarullado. Pepe García aprovechaba la ventaja del marcador para seguir dando minutos a los jugadores que menos habían intervenido en partidos anteriores, incluidos a Pablo y a Sergio, dos cadetes del equipo de Primi Abad, que tuvieron tiempo de demostrar que están a la altura de esta competición, y que se podrá contar con ellos en un futuro.

El tanteo se fue moviendo en esta segunda parte entre los 30 y 40 puntos de ventaja para los cartageneros, que nunca se relajaron en exceso pese a ese enorme colchón de puntos, y con un equipo local que apretó los dientes y cerró filas, acabando de forma muy digna el encuentro, luchando por cada balón, y sin que le afectara haber perdido a 3 jugadores durante el partido, dos por cinco personales, y otro por un esguince de tobillo fortuito. Al final, 68-102 para los de Pepe García, que logran su tercera victoria, segunda consecutiva, que seguro les vendrá muy bien para despejar las dudas que generaron en Lorca y en el partido de la semana anterior.

El partido fue bonito de ver, con mucha rapidez en las acciones tanto ofensivas como defensivas por parte cartagenera, y con un equipo marmenorense que no supo dar respuesta a la presión que fue sometido, perdiendo excesivos balones que permitieron a sus rivales anotar muchísimos puntos en contraataque. Para mi, lo mejor del partido fue el ritmo que marcó el equipo que vistió de blanco, que intentó imprimir velocidad a todas sus acciones, y que metió el partido en una dinámica donde los locales nunca estuvieron cómodos. Algunas personales por ambos bandos, fruto de la intensidad del juego, fueron protestadas en ocasiones desde la grada por las dos aficiones, al entender que hubo excesiva dureza, no obstante, estos lances normales del juego fueron bien sancionados por parte del equipo arbitral, que tuvo en todo momento el partido bajo control.

La semana próxima, el Basket Cartagena volverá al Pabellón de Cabezo Beaza para enfrentarse al equipo de Maristas, y tendrá una buena oportunidad para confirmar la mejora que ha mostrado este sábado frente a Marme, y demostrar que esto no ha sido un espejismo, si no la tónica normal hasta final de temporada. Deseamos también que los lesionados se recuperen pronto, y que puedan entrar en las próximas semanas en la buena dinámica de juego que hemos visto en este partido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s