malos ataques hacen buenas defensas

Publicado: diciembre 15, 2010 en Crónicas de partidos

No, no me he equivocado al escribir el título  de esta entrada, ya sabemos que la famosa frase dice que “la mejor defensa es un buen ataque”, lo que ocurre es que después de presenciar el soporífero partido entre C.B. Begastri y el C. Basket Cartagena, de categoría junior masculina, que acabó con el sorprendente marcador de 42-47, marcador más digno de la categoría Benjamín que de la categoría junior, se supone que habría que felicitar las labores defensivas de los dos conjuntos, pero en honor a la verdad, la clave estuvo en que los ataques de ambos equipos fueron casi siempre muy lentos y carentes de ideas, lo que facilitó mucho el trabajo en defensa de ambas escuadras, tanto la defensa individual de los cartageneros en los tres primeros cuartos, como la zona 2-3 durante 40 minutos de los jugadores de Begastri. En definitiva, para los que son optimistas y les gustas ver el lado positivo de las cosas, hubo este domingo dos excelentes defensas, y para los que no lo ven todo tan de color de rosa, indudablemente lo que vimos en este partido fueron dos pésimas formas de atacar a la defensa rival.

CB Molokay Begastri 43 – Club Basket Cartagena 47

Partido atrasado de la jornada 3 liga regular junior masculina

Domingo 12 de diciembre 2010; 12:00 horas

Pabellón Municipal de Cehegín

Como muestra la fotografía tomada inmediatamente a la finalización del partido (pese a su mala calidad y estar borrosa) el electrónico reflejó un 42-47 al final de los 40 minutos, aunque en la página de la Federación aparece que los locales anotaron 43 puntos, como consecuencia que el árbitro principal firmó el acta  reflejando ese marcador. La causa de este error fue apuntar en dicha acta que el jugador número 9 local anotó tres tiros libres a falta de 7 segundos y 4 décimas, estando en esos momentos el marcador en un 40-46 favorable a los de la ciudad portuaria, solicitando en esos momentos un tiempo muerto el entrenador local para planear la estrategia en los segundos que quedaban. En realidad el jugador de Begastri sólo anotó los 2 primeros, ya que el tercero fue lanzado con habilidad y disimulo para que diera en el aro y hubiera rebote. El rebote fue capturado por el pívot cartagenero Jose que aguantó el balón recibiendo falta de un jugador local para evitar que pasaran más segundos, reflejando entonces el marcador electrónico el consiguiente 42-46. Jose anotó sólo el segundo tiro, y el último ataque del equipo de Cehegín se falló, con lo que el electrónico acabó 42-47 como muestra la fotografía, y no 43-47 como reflejó el acta.

Todo esto puede parecer una tontería y algo que no tiene importancia, pero que hubiera pasado si el jugador cartagenero hubiera fallado los dos tiros libres y a la desesperada los locales en el último segundo, y sin oposición visitante, ya que en el marcador electrónico estaría mostrando un 42-46, hubieran transformado un triple. ¿Habría habido prórroga al reflejar el acta un empate a 46? Por otra parte, ¿qué pasaría si ambos equipos estuvieran empatados a puntos al final de la temporada y tuviera que decidir el basketaverage particular?

Bien, pues es evidente que con el reglamento en la mano, los cartageneros tendrían las de perder, como dicen las normas FIBA en caso de discrepancia entre el marcador y el acta, siempre vale lo que refleja el acta, sobre todo si ya la ha firmado el árbitro principal, y si nadie dice lo contrario, o firma bajo protesta, ese es el resultado del partido. Por ello, resulta asombroso, que en esta temporada, en  un partido de cadetes masculinos, se admitiera la reclamación para modificar un acta firmada por el árbitro principal, en base a un vídeo casero (rodado de forma discontinua, con cortes cuando se paraba el juego) que supuestamente mostraba que había habido un error de anotación durante el mismo. Las reglas quizás a alguien no le parezcan justas, quizás hasta lleve razón, pero si algo tienen las reglas es que son iguales para todos, si siempre las aplicamos con el mismo criterio, se trate del equipo que se trate, fundamentalmente si de momento, tanto vídeos, como fotografías y material digital, no están admitidos para realizar reclamaciones o modificar un resultado de un partido, salvo en casos muy concretos que se recogen de forma clara en otro apartado de esas mismas normas.

Dejando a parte esta polémica, el partido fue muy aburrido y dio poco de sí. Sólo en las pocas fases en que se intentó imprimir rapidez y ritmo al juego, pudimos ver alguna contada jugada digna de interés, pero durante casi todo el partido lo único que presenciamos fueron a dos equipos negados en ataque, con un juego lento y especulativo, que decidieron no arriesgar y jugarse el partido a cara o cruz en los minutos finales del último cuarto.

El primer cuarto, fue quizás el único periodo donde vimos un juego más rápido y vistoso, con unos primeros 5 minutos muy buenos de los cartageneros, con un par de triples casi seguidos que pusieron tierra por medio, y que dejaron un marcador de 5-16 a falta de 3 minutos para el final de este primer cuarto. Reaccionaron con rabia los locales que hicieron encajar un parcial de 7-0 a los cartageneros en estos 3 minutos, dejando el marcador en 12-16 al final de los primeros 10 minutos.

Pero en el segundo cuarto el juego definitivamente se trabó, se falló casi todo lo que se tiró, que la verdad tampoco fue mucho, bandejas incluidas, y los puntos que consiguieron entre los 2 equipos los pude contar con los dedos de mis manos, ya que fueron 9, con un parcial de 6-3 favorable a Begastri, que dejó el marcador al descanso en un bochornoso 18-19.

El tercer cuarto fue una continuación del segundo, pero con un pelín más de acierto en los tiros, ya que hacerlo peor era prácticamente imposible, y asistimos a un interesante intercambio de canastas y fallos en los primeros minutos de este periodo. Al final de este cuarto un 9-13 para los de Pepe García dejaba a estos 5 puntos arriba, lo cual con la escasa anotación durante este partido parecía insalvable para el equipo local. Begastri intentó aumentar aún más la intensidad defensiva en el último cuarto, pero los cartageneros gestionaron bien su exigua ventaja, y cambiando la defensa individual a una zona 1-3-1, cogieron el oxígeno suficiente para aguantar el último arreón de los locales. En los últimos segundos con 6 puntos de ventaja para los departamentales sucedía la jugada de los 3 tiros libres que hemos relatado, y el partido acababa con victoria del Basket Cartagena, que a falta de un partido para acabar la primera vuelta ya parece asentado en la parte alta de la tabla, aunque desde luego todavía queda mucha tela que cortar y mucho juego que mejorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s