el paseo de la “mantis religiosa” (2)

Publicado: febrero 13, 2011 en Opinión

Enorme el partido que hemos vivido esta tarde próximos al Balneario, en los límites del Valle de Ricote, y del que hemos disfrutado a tope. De poder a poder y con defensas muy presionantes, los equipos junior del Basket Cartagena y CB Archena han rivalizado en pundonor y entrega, dando a la vez un ejemplo de deportividad y juego limpio.

Con objetivos muy parecidos, y llevando los dos conjuntos hasta el momento una buena campaña, el partido tenía un gran interés, ya que la mayor veteranía de los departamentales podía quedar compensada por el factor cancha del equipo de Archena, algo que los de la ciudad del Balneario son especialistas en hacer valer, con una afición organizada y totalmente entregada a sus colores, y que es digna de admiración por su apasionamiento y entrega. Por ello nadie quería perderse hoy el partido, y desde luego el encuentro y la afición no defraudaron.

Club Baloncesto Archena 64 – Club Basket Cartagena 74

Jornada 19 liga junior masculina

Sábado 12 de febrero 2011; 18:00 horas

Pabellón Municipal de Archena

Comenzaron más enchufados los locales que anotaron las dos primeras canastas en menos de un minuto, ante el empuje de una grada que cada vez se iría metiendo más en el partido. Pero el juego de los Pepe García se iba a basar en una intensa defensa, que aunque dejaba algo desatendido el rebote defensivo en los primeros compases, ahogaba el juego creativo local, haciendo que los jugadores locales nunca se sintieran cómodos en el partido. Por ello, una vez pasado el susto inicial, los de azul iba asentando su juego, y lograban dar con esa chispa que desbordaba por momentos al empuje local. El problema fue la falta de continuidad en este juego durante los 40 minutos. Tres buenas acciones de los del Basket, solían alternarse con algún despiste en los marcajes, o algún mal pase en la subida del balón. Pero lo que estaba cada vez más claro, es que los de la ciudad fundada por Asdrúbal, iban a regalar muy pocos puntos a sus rivales, y a estos cada vez se les hacía más difícil encarar la canasta cartagenera. A los 5 minutos de partido los del Basket dominaban 5-10, y avisaban que no habían ido de relax al partido, ni a disfrutar de la casi primaveral tarde archenera. Acusaban el golpe el equipo local, que no contaba quizás con la asfixiante defensa departamental, pero el rebote ofensivo y puntuales despistes de los de Pepe García los seguía manteniendo el partido, acabando el primer cuarto con un marcador de 10-18.

Los azules aprovechaban la inercia del partido y con un parcial de 0-4 a principio del segundo cuarto, aumentar su ventaja a los 12 puntos, 10-22. Pero estaba claro que los de rojo no querían marcharse del partido y aunque con más corazón que cabeza despertaban a mitad de este periodo, y conseguían mover el balón algo más rápido, lo que provocaba que la defensa cartagenera llegara tarde para frenar sus ataques, lo que provocó innumerables faltas personales por parte departamental, por lo que a falta de 6 minutos para el descanso los de Archena ya tenían  bonus y tiraban con acierto desde el tiro libre, mientras que los azules no llegaron a ese bonus hasta prácticamente el último minuto del periodo. Por ello la ventaja visitante no sólo no aumentó, sino que se vio reducida a sólo 8 puntos cuando se llegó al descanso, 26-34.

Tras la reanudación, con los quintetos de gala en pista por parte de ambos equipos, otro parcial de 0-4, le daba de nuevo la máxima ventaja del partido al equipo azul, pero curiosamente en los minutos siguientes, tiraban parte de esa ventaja por la borda al atascarse en ataque con la defensa zonal de los locales, recurriendo los de Pepe García durante varios ataques seguidos al tiro de 3, y aunque se anotaron un par de canasta desde el 6,25, estaba claro que ese no debería seguir siendo el argumento que deberían de mostrar los cartageneros si querían ganar el partido. Por ello, y al tran tran, el partido se comenzó a nivelar, no sólo por el acierto local, sino también por una esa falta de ideas en el ataque departamental que provocó durante muchos minutos errores no forzados, aunque no siempre se aprovechaban de ellos los jugadores del CB Archena. La ventaja foránea no podía aumentar y la grada lo festejaba por todo lo alto, pero los azules se seguían batiendo como gato panza arriba, y no estaban dispuestos a perder sin luchar hasta el último segundo, y al final sólo le cedieron un punto, acabando el tercer cuarto con 7 puntos de ventaja para los de Pepe García, 46-53.

Estaba claro que 7 puntos en el baloncesto no son nada, y que el partido estaba donde lo quería Archena, es decir llegar al último cuarto con claras opciones de victoria y ahí jugárselo el todo por el todo, bajo los acordes y el ritmo de una grada que se preparaba para el asalto final al castillo cartaginés.

Y los locales empezaron a quemar sus naves y lanzarse a tumba abierta contra las murallas de sus rivales, mientras que los visitantes rotaban jugadores y guardaban fuerzas para los minutos finales. Por ello, y gracias a un par de despiste en los marcajes, y nuevos errores no forzados a la hora de sacar el balón jugado desde la defensa por parte de los azules, hizo el delirio de los aficionados del Valle de Ricote, que veían como su equipo empataba con un triple a 55 puntos, a falta de 6:34 para el final partido, y en los minutos siguientes incluso disfrutaron de pequeñas ventajas  en el marcador, algo que no se había producido desde los dos minutos del primer cuarto.

Pero está claro que Archena puso mucho corazón, pero la estrategia fue visitante. A falta de unos 5 minutos para el final, el general cartaginés ordenaba desde el banquillo a sus huestes aumentar la presión defensiva, y estas no le defraudaron. Archena pagaba caro su esfuerzo y sacrificio, y se quedaba sin ideas en ataque y sin precisión en el tiro exterior, y además con algo que los hundiría definitivamente, ya no dominaban el rebote ofensivo, y no disponían de dos o tres oportunidades de anotar por jugada, hecho que había ocurrido con asiduidad en el resto del partido.

Antológico y épico fueron los últimos minutos de los cartageneros, donde la sangre fría de su director de orquesta marcando el ritmo del partido y desde el tiro libre, tranquilizaba los bravos corazones de sus compañeros que se vaciaban una y otra vez en defensa haciendo inútiles los intentos de invasión de la pintura por parte de los de rojo, y sacando rápidos contraataques, que acabaron casi siempre en personales y en la línea del tiro libre, rompieron definitivamente el partido, y permitió al Basket Cartagena lograr su triunfo número 13 en 17 partidos disputados, que les hace acariciar con la yema de los dedos la codiciada tercera plaza de la liga regular, que aún no es segura, pero que a partir de ahora está un poquito más cerca.

Lo que siguió a continuación fue inenarrable, saltos y abrazos por parte cartagenera, brazos en alto, hacia el cielo para celebrar la sufrida victoria, y el agradecimiento desde la grada a la entrega sin reservas de sus jugadores, que si bien mostraron más altibajos de los deseables para un equipo que quiere aspirar a llegar a la final a cuatro, demostraron una personalidad y frialdad envidiables en los minutos finales, donde verdaderamente se decidió el partido.

Tas la brava y noble lucha, el general cartaginés formó a sus soldados, los felicitó por el esfuerzo realizado, y ya anochecido en el Valle de Ricote, indicó con gesto sereno partir en sus respectivas naves para la lejana y bien amurallada, Qart Hadast,  con el ánimo ya calmado y la conciencia bien tranquila por el deber cumplido y bien hecho, aunque en el fondo agradecía sin reservas a los dioses Baal Hammon y Tanit, su gran ayuda para lograr esa ansiada victoria, que aún era más valiosa por el gran rival al que habían tenido que superar, cuya entrega, sacrificio y buen hacer, le daba aún más valor a la gesta realizada.

Por último, no se puede acabar esta entrada sin felicitar al equipo junior del CB Archena, un equipo basado en jugadores de primer año, que juegan un buen baloncesto y que saben competir como el que más, y cuya nobleza ha quedado bien demostrada tras acabar el partido, felicitando a sus rivales, y calmando los ánimos desbocados de una afición que les había llevado en volandas en todo momento y se entregó a ellos durante todo el partido.

Lo que pasó después de acabar el partido, aunque no igual, fue similar y quedaría bien reflejado en una entrada anterior de este blog que titulamos “el paseo de la mantis religiosa”  (https://cartagenabasket.wordpress.com/2010/11/08/el-paseo-de-la-mantis-religiosa/),  y aunque esta vez no pudimos ver esos enormes ojos saltones y su actitud de plegaria, seguro que había estado allí y ya se había escondido aprovechando la oscuridad de la noche, avergonzada de lo que nuevamente había presenciado. No obstante, estas situaciones, aunque son algo que siempre deberíamos intentar evitar, no deja de ser anecdóticas, consecuencia de la tensión del momento y de la grandeza de este deporte, que es capaz de desatar pasiones y liberar adrenalina hasta niveles insospechados.

Anuncios
comentarios
  1. Jesús dice:

    Estimado Alfonso, fin de semana de auténtico derroche de adrenalina en más de un frente. Esta mañana, también en Archena, espectáculo con los infantiles. Ayer por la tarde lo mismo en el Virgen del Carmen. La pasada semana idem de idem. Será que la globalización no es capaz de aceptar que Cartagena sea diferente y pretenda reivindicar su identidad, o es que las miserias generalizadas las focalizamos en los pabellones. Deberíamos abrir un debate en serio y poner cada uno de nuestra parte para evitar estas situaciones.

  2. cartagenabasket dice:

    Efectivamente Jesús, excesiva adrenalina, no obstante generalmente la mayoría de los problemas de los partidos que me han tocado vivir son en la grada y tras acabar el encuentro. El debate siempre es necesario, y se pueden sacar conclusiones positivas. Hacerlas llegar a las gradas y a las distintas aficiones, será más complicado, pero habrá que intentarlo.

  3. Aquiles dice:

    Estimados colegas Alfonso y Jesús , creo que vuestras crónicas (y alguna más del ciberespacio) son un estupendo canto a la belleza del juego y a la inteligencia de las personas …pero alguien debería decir las cosas por su nombre y de una forma meridianamente CLARA (para los que no son tan inteligentes) …y es que hay una pista en la Región (sobre todo) en la que el insulto está institucionalizado como forma de presión a los árbitros , a los entrenadores , a los familiares del otro equipo y…hasta a los jovenes jugadores.
    ¡¡Mala escuela para un buén club de baloncesto!!

    • cartagenabasket dice:

      Entiendo tu postura, y puede que lleves razón, y que ya está bien de dar rodeos. No obstante combatir el fuego con fuego es peligroso y poco recomendable. Aunque no pretendo justificar ningún tipo de insulto, en todos los deportes y en todos los estadios, se producen estos con asiduidad durante todos los partidos que enfrentan a dos equipos. En general van dirigidos a los árbitros y a veces a los jugadores. El problema surge cuando estas formas de expresión despectivas se dirigen a otros espectadores del equipo rival, o se ceban con un determinado jugador, o bien continúan o arrecian cuando acaban el partido, es entonces cuando pueden provocar un espectáculo bochornoso que además puede tener consecuencias graves en la integridad física y moral de las personas. Tu señalas con el dedo a una pista en concreto, pero creo que el problema no es exclusivo de ningún club, y todos nos podemos ver afectados por problemas de este tipo. En fin, lo que debemos evitar es que las diferencias que hayamos tenido dentro del desarrollo de un partido se continúen durante la semana en los blogs, en los foros y en la calle. Eso no excluye que el club que se haya visto claramente perjudicado por actuaciones de este u otro tipo, haga su correspondiente informe y lo envíe a la Federación para intentar que esta tome las medidas oportunas. Un saludo y como dice Jesús, hagamos un debate y a ver si entre todos encontramos una solución que no sea la de echar el carro por las piedras.

  4. Ricard dice:

    “¡¿Victoria?! Victoria, dices a esto Obi-Wan, esto no es victoria… Del lado oscuro el velo ha caído, la Guerra Clon empezado ya ha…” —Yoda a Obi-Wan Kenobi

    • cartagenabasket dice:

      “El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro, el miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti” —Yoda a Anakin en el Consejo Jedi

  5. francisco dice:

    Ya lo tengo, venga Jesus, manos a la obra, vamos a ser pioneros. Camaras en todos los pabellones de nuestro club, con enganches para usuarios que quieran ver el partido en directo y de paso con reconocimento faciales para todos los padres que estamos en el público para poder ver quien es el que se pasa de rosca.
    Un saludo

  6. Juanjo Aznar dice:

    Hola a todos. La verdad es que no entiendo este “exceso de adrenalina” que comentáis que últimamente estamos viendo en los pabellones de toda la región. Hay tantos incidentes que estoy tentado de echar la culpa a los nervios que pasamos todos por esta puñetera crisis y ya de paso a ZP, nervios que necesitamos desfogar de alguna manera y usamos el deporte para ello. Este “desfogue” canalizado en forma de ánimo, pasión y apoyo a los colores de un club o equipo es una de los aspectos que hacen tan grande al deporte en general y al baloncesto en particular.

    Respecto al tema arbitral, el árbitro siempre ha sido un deportista cuestionado y bajo presión dada las propias características de nuestra actividad. Y ésto quien se mete a árbitro lo tiene que tener asumido desde un principio. El problema es cuando esta presión se convierte en violencia verbal o física. En categorías senior o superiores es grave pero lo es más todavía en categorías base donde debemos servir de ejemplo todos y cada uno de nosotros a los niños que juegan y disfrutan de su deporte favorito.
    Dicho ésto solo quiero que sepais que pongo la mano en el fuego por todos mis compañeros pues todos intentamos hacerlo lo mejor posible en todos los partidos; que entre nosotros nos exigimos hacerlo bien y no cometer errores (que por supuesto es normal se cometan); que NO tenemos animadversión alguna contra ningun club o equipo como algunas veces me han dicho abiertamente desde algunos banquillos y por supuesto NO existen ni manos negras ni hilos ocultos ni tonterías similares que nos presionen para favorecer o perjudicar a nadie.
    La causa de los errores es simplemente la falta de experiencia de algunos de los colegiados pues hay muchos que están empezando o llevan poco tiempo arbitrando, o simplemente la mal apreciación de determinadas jugadas. Por supuesto estos errores son menos de los que se suelen protestar en un partido normal. El que es árbitro y ve un partido desde la grada tiene que refrenarse muchas veces para no echarse las manos a la cabeza cuando escucha determinadas protestas fruto del apasionamiento o del desconocimento de las reglas. Y por supuesto hay árbitros malos y buenos, pero también hay buenos y malos jugadores y buenos y malos entrenadores. Lo que no veréis será al final de un partido a un árbitro criticar abiertamente que tal jugador no ha jugado bien o que tal entrenador ha fallado en su estrategia (y creedme desde dentro eso se ve). Este fin de semana pasado un entrenador me protestaba agriamente al finalizar un partido y cuando me iba le comentaba a un grupo de personas “si yo no he perdido por los árbitros pero es que…” Esto forma parte de nuestra labor y no le damos mas importancia de la que tiene.
    Oigo mucho que tal árbitro tiene una actitud chulesca o prepotente. La mayoría de ocasiones simplemente es una especie de coraza protectora debido a la fuerte presión que se recibe en algunos partidos y, creedme, a menudo los propios jugadores y entrenadores hacen difícil tener una actitud dialogante y abierta.

    Después de toda esta “rollo” solo quisiera pedir cordura en los partidos y que no tenga que ver otra vez a niños llorando por circuntancias ajenas al juego y que, ganen o pierdan, salgan satisfechos de haberlo dado todo en el campo.
    Por mi parte haré todo lo que esté en mi mano para que eso sea así,

    Un saludo

  7. Jesús (C.B.C.) dice:

    Esto no se arregla con cámaras, sino con un gran pacto entre todos con el compromiso de no pasar el límite. Creo que gritar, animar, incluso mostrar el descuerdo con una decisión arbitral forma parte del espectáculo. El límite debe estar en el insulto y en la violencia. No nos pasemos del límite, aprendamos a respetar al contrario y entender que los árbitros, si fueran ya expertos, estarían pitando en ACB. Aquí, en estas categorías están solo los aspirantes, los que necesitan aprender y rodar para promocionar. Y si alguien lo hace tan mal que merezca que se sepa (a veces también se pasan), pongámoslo en conocimiento del colegio de árbitros por los cauces reglamentarios, pero nunca transformemos estas situaciones en campos de batalla. Creo que en esto también debería entrar la Federación y el colegio de árbitros. No siempre los árbitros tienen razón y se deberían comprometer a tener en cuenta las quejas de los clubes a cambio del compromiso de respeto absoluto. Estoy seguro que si en este juego no entramos todos nunca arreglaremos nada.

  8. Arxilasis dice:

    Hay mucho bloguero al que le gusta echar gasolina al fuego, para luego más tarde acudir con la manguera. Yo no creo que haya aficiones buenas y aficiones malas. Creo, y lo digo por los muchos años de aficionado, que los seguidores de uno u otro equipo actúan según el desarrollo de los partidos, donde intervienen factores como son los árbitros, la mesa, el “mopa”, el juego del equipo contrario, el del propio equipo, la actitud de la afición contraria, la hora del partido, la calidad de los asientos de la grada, si es que existe, la facilidad para aparcarcar en las inmediaciones del pabellón,…Pero eso sucede en cualquier pabellón de la Región. Y como ya he dicho en alguna ocasión, ni el frío de los pueblos del Noroeste y Altiplano, ni el bochorno de los pueblos de las vegas del Segura, ni la brisa húmeda de los pueblos de la costa son los culpables de la actitud de los padres.

  9. Jesús dice:

    El que suele acudir con la manguera es el bombero, no el bloguero. Los blogueros, incluyo aquí no solo a los que los gestionan sino también a los que buscan cobijo en ellos, aportan sus opiniones de la forma que mejor saben, siempre intentando no insultar a nadie, no como otros cuyas intervenciones siempre buscan la humillación de una persona, colectivo o lugar. A estos cuyo interés pasa exclusivamente por su divertimento personal amparándose en el insulto y sobre todo escudándose tras su anonimato, es a los que no deberíamos dar cabida en los blogs. Yo lo hago, y tú lo sabes muy bien. Sé que muchas veces me equivoco, pero a mi favor diré que todo el mundo sabe quién es el que se está equivocando. Dar la cara… ¿te suena? (… para Arxilasis…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s