El salto inicial

Publicado: septiembre 29, 2011 en Opinión

Dice el saber popular: “por el veranillo de San Miguel, están los frutos como la miel”. Estamos ya a 29 de septiembre, y un año más, el calor se resiste a dejarnos, ni siquiera la lluvia ha hecho acto de presencia durante un mes donde son asiduos los aguaceros y las tormentas. El “veranillo del membrillo” no ha faltado a su cita y una vez más la temporada de baloncesto está casi a punto de comenzar,  y con ella un montón de esperanzas depositadas para que este sea un buen año, y que por fin esos frutos que están como la miel acaben en las despensas de los clubes cartageneros y les den fuerzas para la dura temporada que se avecina.

Los dos clubes de la ciudad, la Escuela de Baloncesto Salesianos Cartagena y el Club Basket Cartagena, presentan algunas novedades en sus equipos técnicos y en sus plantillas, pero la filosofía ha cambiado poco, fundamentalmente por que no hay un duro, y nadie es tan osado como para querer echar la casa por la ventana, y embarcarse en conseguir fichajes estelares y mediáticos que acaben con el poco efectivo que existe en las arcas, y que se reduce al que puedan aportar los escasos sponsors que se han atrevido a apostar por el deporte de la canasta de nuestra ciudad, y a las cuotas que los sufridos padres y socios aportan religiosamente por estas fechas. Y es que a las Instituciones Públicas, ni están, ni se las espera a la hora de aportar dinero a los clubes que llevan el nombre y representan a la ciudad, y sólo esperamos que los recortes presupuestarios no afecten al uso de las necesarias instalaciones deportivas que se necesitan para la practica de este deporte.

No obstante, tampoco todo es tan negro como parece, ya que los problemas que tenemos a nivel local de nuestra ciudad, son exactamente los mismos que tienen los equipos de otros municipios de la Región, y por tanto todos contamos con las mismas armas y jugamos con las mismas cartas. Por ello no caben más excusas para justificar otro año más de ostracismo y de ausencia de alegrías. Los 2 clubes de la ciudad cuentan ya con una experiencia más que suficiente en las distintas categorías y competiciones en las que participan, y ya va siendo hora que ese tan cacareado trabajo con la cantera empiece a dar algo de fruto. No pretendemos grandes hazañas, pero creemos que por tradición y por historia nos merecemos 2 equipos senior en categoría nacional, y que al menos, uno de ellos militara en EBA o en LEB. Es evidente que los escalones es mejor subirlos de uno en uno, ya que si no más dura será la caída, y que en una temporada no vamos a pasar de la nada a la cumbre, por tanto, y con los pies en el suelo, y viendo las plantillas de CBC y EBS, y su obligada apuesta por la cantera, tampoco se acabará el mundo si al final de temporada no se ha logrado ningún ascenso. Pero lo que si deben de aprovechar ambos clubes, es a seguir dando minutos y oportunidades a los jugadores jóvenes que salen de las bases y que todavía les falta rodaje y experiencia, evitar que abandonen el baloncesto o acaben en otros clubes con similar potencial que el nuestro, ya que así, si los mantenemos con nosotros, solo será cuestión de tiempo el lograr los ansiados objetivos.

En mi humilde opinión, ambos clubes, aunque hallan sido forzados por la falta de dinero, han escogido el camino más sensato para seguir existiendo y encontrar más tarde o más temprano la meta del ascenso, aunque por supuesto, no hay que renunciar, ni mucho menos, a conseguirla este año. Desde luego no va a ser fácil, y para no meter presión, los objetivos prudentemente se han fijado sólo en la permanencia, no obstante, aunque este sea un planteamiento realista, debemos de esperar y exigir que sean equipos que vayan a más conforme avance la competición, y que los respectivos equipos técnicos de los dos clubes sepan hacer progresar el juego de los numerosos jugadores jóvenes que tienen en sus filas, y que tienen todavía proyección para jugar en categorías superiores.

El desafío, un año más está ahí. La ilusión, una vez más, seguro que no nos falta a los que seguimos cada año este deporte, y por supuesto tampoco les falta a técnicos y jugadores. La diosa suerte, imprescindible en el deporte de competición, algún año deberá de pasearse por nuestra ciudad, y hasta que no se demuestre lo contrario, nosotros esperamos que será esta temporada la que nos acompañe. Todo está preparado ya para el salto inicial, el balón está arriba esperando que la punta de los dedos de algún jugador decida su destino, relajemos nuestro nervios, ocupemos nuestro lugar en la grada y que comience el partido.

Suerte a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s