Liga EBA: “el regreso”

Publicado: mayo 22, 2012 en Opinión
Etiquetas:

Se ha conseguido. Tras 5 temporadas de existencia, el Club Basket Cartagena ha conseguido recuperar por la vía deportiva la categoría que tenía el Club Amigos del Baloncesto de Cartagena el año que desapareció. El CBC es ya por fin de Liga EBA. El antiguo CAB fue víctima por aquel entonces de un cúmulo de desgraciadas circunstancias, en la que la ausencia de un gran patrocinador, la escasa ayuda instituciones públicas y una gestión económica deficitaria y poco transparente, se mezclaron para provocar la desaparición del club y por tanto del equipo que militaba en liga EBA.

De las cenizas del antiguo CAB nacía el actual CBC, con los mismos objetivos, pero intentando no cometer los mismos errores. Pero desde luego hoy no es día de recordar penurias del pasado, si no de volver a sonreír y disfrutar de las alegrías del presente, dado que su equipo senior de Primera Nacional, su buque insignia, ha conseguido tras una excelente temporada el ascenso y por tanto el regreso de Cartagena a la Liga EBA.

No ha sido un logro fácil, ni tampoco un camino de rosas. Tanto en liga regular, como en la fase de ascenso, después  de mucho luchar, de mucho sufrir y de ser en ambas competiciones el segundo clasificado, por fin se lograba reconquistar la categoría perdida, un éxito que consolida el actual proyecto del club, y que debe de servir para que tanto los aficionados al baloncesto, como las empresas de Cartagena, apoyen definitivamente a este deporte y hagan que todo el esfuerzo de estos años no se pierda, y nos devuelvan de forma definitiva al lugar que ocupábamos en el baloncesto regional y nacional, e incluso afrontar en un futuro próximo empresas mayores.

Pocos podrían imaginar, y yo desde luego no era uno de ellos, que un equipo que en las 4 primeras jornadas de la actual temporada, tan sólo había ganado 1 partido, que además fue de sólo 1 punto y en casa, podría encadenar 21 victorias seguidas, como un auténtico campeón, y alcanzar una más que meritoria segunda plaza, que les ha permitido jugar la fase de ascenso y conseguir el ansiado objetivo. En aquellas circunstancias, creo que casi todos hubiéramos firmado la permanencia, y a esperar tiempos mejores.

Pero este año Pepe García, un cartagenero de pura cepa, exjugador y exentrenador del CAB, apostaba por un equipo joven con altísimo porcentaje de la cantera, en el que Jose Serrano, Cesar Morales y Damián García, ponían la veteranía en la que se ha apoyado el resto del equipo. A las ordenes de Pepe, estos 3 veteranos, con su trabajo en los entrenamientos y en la competición, han logrado que este equipo sea una piña y una máquina bien engrasada, capaz de devolvernos la ilusión y la categoría que perdimos al principio de la temporada 2007-2008, en un septiembre negro, que no queremos recordar, ni repetir.

Mención destacada merecen en mi opinión, los 3 jugadores procedentes del equipo junior del CBC del año pasado, que quedaron terceros en su competición, y que Pepe García incorporó a principio de temporada. Tanto Pablo Carsellé, como Benjamín Cutillas, han gozado de la confianza de su entrenador y han sido asiduos en los quintetos jornada tras jornada, disfrutando de bastantes minutos, donde han demostrado la calidad que atesoran y su gran potencial para un futuro inmediato. Alfonso Pérez, el tercer novato procedente de ese equipo junior, pero con ficha en el equipo de Segunda Autonómica del CBC, ha tenido un papel menos relevante, pero se ha beneficiado de entrenar duro junto al resto del equipo, y disfrutar de algunos minutos en los que el partido estaba ya el resuelto, que por fortuna, esta temporada, han sido bastantes.

Otro par de jóvenes canteranos de este equipo , aunque algo más expertos,  han sido Edu Albaladejo y Carlos Imedio. Edu un jóven “veterano” en el CBC desde que acabó su etapa junior, ha participado en esa segunda unidad, a veces llamado plan B, que Pepe García ha utilizado esta temporada, y con muy buenos resultados. Carlos, aunque con orígenes en el vecino Marme, ha sido un habitual en los quintetos iniciales, donde intentaba con su rapidez desgastar físicamente al rival.  Jornada a jornada, ambos jugadores han ido entendiendo la filosofía que Pepe García le ha querido dar e este equipo, y los hemos visto plenamente integrados y comprometidos con  el grupo.

Siguiendo con los jugadores más jóvenes, tanto Víctor García como Gonzalo García, que no procedían de las bases del CBC, también han sabido integrarse plenamente con el resto de sus compañeros, y se les ha visto disfrutar dentro y fuera de la cancha, aportando su savia joven para mejorar el rendimiento del equipo. Víctor con su certero tiro exterior y Gonzalo con su prodigiosa capacidad de salto, también han trabajado duro esta temporada cumpliendo con creces su cometido, y jugando en beneficio del equipo.

Importante también ha sido en mi opinión, el recuperar a 2 jugadores interiores de la antigua cantera del CAB, que jugaron juntos en las categorías base, y en los equipos de Primera Autonómica, incluso compartieron banquillo en el equipo de EBA que por entonces dirigía Primi Abad. Víctor Campos y Domingo Pérez, han servido de puente de unión entre los veteranos y los jóvenes, se han vaciado en la pista, aportando entrega y pundonor, recordando esos tiempos pasados, pero mirando siempre hacia el futuro.

Pero esta plantilla, comprometida con el proyecto del club, y bastante compensada por puestos, necesitaba que alguien consiguiera que rindieran al máximo y que funcionara como equipo. Pepe García, excelentemente apoyado por Pedro Plazas y Julio Martínez, en el papel de segundos, y Elena Dupuy como fisio, han sido sin duda el factor imprescindible para que se haya alcanzado el ascenso. Este grupo humano ha sido un equipo desde la pretemporada hasta el último partido disputado, y en eso Pepe García y su equipo técnico han tenido mucha culpa. Su gran trabajo día a día en la planificación de los entrenamientos, y su dirección de equipo jornada a jornada, han hecho que cada jugador se sienta importante y asuma su papel en el equipo. El gran ambiente que se ha logrado en el vestuario y en la pista, han sido en mi opinión la base en la que se ha cimentado este triunfo. La calidad humana y valía profesional tanto del equipo técnico como de los jugadores que componen la plantilla del CBC, han hecho el resto y el ascenso ha sido la consecuencia lógica de ese trabajo bien hecho, eso sí, con esa pizca de fortuna que siempre es necesaria para alcanzar las grandes metas deportivas.

La fase de ascenso a EBA: la guinda del pastel

Pero si la liga en su fase regular no fue fácil, la fase de ascenso ha sido mucho más dura de lo que se podría pensar pese a que el ascenso se lograba matemáticamente en el segundo día, y dejaba sin historia el tercer partido que decidiría el campeón de esta fase. Dado que Paterna ha demostrado al final ser el más fuerte de los 3 rivales que tenía el CBC, estaba claro que en el caso de haber perdido cualquiera de los 2 primeros partidos, jugarse el ascenso frente al equipo valenciano en la última jornada, hubiera sido muy complicado, ya que las fuerzas en el tercer partido en 3 días, suelen andar muy justas, y hubiera sido muy difícil batirlos.

Un factor clave para el ascenso, fue sin duda la sufrida y trabajada victoria el primer día frente al equipo de menorquino del CEE Sant LLuis. La defensa que plantearon los isleños ahogando el juego creativo cartagenero, que además no tenía su día en el tiro exterior, nos puso el partido muy cuesta arriba desde el principio. El bajo porcentaje de acierto en los tiros a media distancia y desde el 6,25 facilitó que la defensa rival se organizara muy cerca del aro. Pero los cartageneros, conscientes de que no era su día en ataque, también se vaciaron en defensa, y defendieron con una intensidad altísima que se traduciría en un partido con muy pocos puntos. El 28-22 al descanso y el 57-53 final, reflejan claramente como ambas defensas se impusieron a los ataques, aunque los cartageneros mostraron tener una plantilla más equilibrada y con más recursos que su rival, pero jugaron bastante atenazados, quizás por los lógicos nervios del primer día, y también por ser la primera vez que el CBC jugaba una fase de ascenso a EBA.

Pero al día siguiente, los de Pepe García demostraron por que habían sido capaces de lograr 21 victorias seguidas en la liga, y por que merecían el ascenso alcanzado. Con un Pabellón con muchísimos aficionados en las gradas, la mayoría, por supuesto, seguidores del CB Guardamar, con banda de tambores y bombos incluida, que no pararían de sonar durante los 40 minutos que duró el partido, los jugadores del CBC sufrieron para mantener el tipo durante la primera parte en la que los locales apretaron de lo lindo, para después en la segunda, manteniendo un ritmo altísimo de partido y agresividad defensiva, acabar de hundir el juego de ataque del CB Guardamar en el último cuarto, al que no le quedo más remedio que rendirse ante el poderío físico cartagenero. Los de Pepe García fueron un bloque sólido en toda regla, muy disciplinado, sin regalar nada al contrario, y muy concentrados en defensa. Ese trabajo en equipo, independientemente de algunas individualidades, que también las hubo, fue la clave para el triunfo en estos 2 primeros partidos, que acabarían siendo definitivos para conseguir el ansiado ascenso.

La alegría se desbordaba al final del partido frente al Guardamar, y se transformaba en fiesta y celebración durante la noche, cuando ya se sabía que el Basket Paterna había vencido al equipo de Menorca, y el ascenso era matemáticamente un hecho. Al día siguiente Pepe García intentaba reservar a los jugadores que más desgaste habían sufrido durante los primeros 2 partidos, ya que el ascenso estaba ya conseguido, y no era cuestión de arriesgar en exceso. Pero los valencianos no lo permitieron, ya que plantearon un partido duro, con presión a toda la pista tras el salto inicial, lo que obligó a utilizar a todos los “veteranos”, para maquillar el resultado, incluso luchar por la victoria tras remontada en el tercer cuarto. Al final las fuerzas estaban muy justas, y los de Paterna acabaron llevándose el partido y el primer puesto de esta inolvidable fase de ascenso.

Enhorabuena a todos. Desde este blog, nos alegramos y nos enorgullecemos de este trabajado y merecido ascenso, hoy toca celebrarlo por todo lo alto, pero pronto habrá que volver al trabajo, y buscar soluciones al inevitable tema económico. Pero independientemente de ello, también hay que intentar volver a ilusionar a la afición cartagenera y a la ciudad, recordarles que no sólo de futbol vive el hombre, que el basket también existe, y que el deporte de la canasta puede también ser un escaparate que nos de a conocer y promocione los valores y el atractivo de nuestra milenaria ciudad.

Entre todos podemos, sólo es cuestión de querer y de creer en ello.

Anuncios
comentarios
  1. juanjo dice:

    viva el baloncesto en cartagena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s