Posts etiquetados ‘cartagena’

Comienzo trepidante

Publicado: octubre 14, 2012 en Opinión
Etiquetas:,

Después de un larguísimo estío lleno de cambios, aunque algunos de ellos anunciados y esperados, teníamos ganas de que llegara el otoño y con él comenzara la competición oficial. Además, dado que los partidos de pretemporada han sido bastante escasos y brillaron más bien por su ausencia, había ganas de llegar a ese salto inicial y que los equipos dieran un atisbo de donde están en este momento, y que podemos esperar de ellos conforme nos sumerjamos en la temporada.

La ciudad de Cartagena una vez más, no ha podido superar en la categoría senior masculina la barrera de la Primera División Nacional, esta vez no por deméritos deportivos sino por circunstancias puramente de financiación, y nos hemos quedado con las ganas de volver a la esquiva Liga EBA, que si bien habría exigido un duro sacrificio dado las circunstancias actuales económicas, habría podido brindar a la sufrida cantera y afición cartagenera la oportunidad de volver a estar en una categoría más acorde con la historia de este deporte en la ciudad fundada por Asdrúbal. Pero eso ya carece de importancia, y el presente sigue estando ahí y hay que afrontarlo con valentía y ánimos redoblados. Por ello, ha sido una muy buena noticia que este pasado sábado, el equipo senior masculino del Club Basket Cartagena, comenzara con buen pie su andadura en esta categoría y pudiera derrotar al equipo alicantino del Lucentum por 68-57. Seguro que estos dos primeros puntos le han venido muy bien al equipo de Pepe García, aunque por supuesto la liga es muy larga y la clasificación para el ascenso como cada año entraña enormes dificultades.

Algo parecido ha ocurrido también en la categoría junior, en particular en lo que al Basket Cartagena se refiere, donde la fusión de las generaciones del 95 y 96 para formar un solo grupo ha supuesto una metamorfosis importante, ya que a la decisión de jugadores de la generación del 95, que han dejado de momento la practica de este deporte, se les ha unido la marcha voluntaria de 5 jugadores de la generación del 96, 4 de ellos al otro equipo cartagenero, la Escuela de Baloncesto Salesianos Cartagena, y el quinto al final ha optado por ir probando que se siente sentado en el “banquillo” de sus, hasta ahora, compañeros, por si en un futuro se presentara la oportunidad de poder dirigir algún equipo. Por el contrario, el equipo junior masculino de la EBS, como ya hemos dicho, se ha visto reforzado con las nuevas incorporaciones procedentes de sus vecinos del CBC, que unidos a los veteranos de la cantera propia, hacen que formen un equipo de gran potencial, que no deberá de pasar apuros, al menos en teoría, para dominar en el grupo C de la categoría, donde está actualmente encuadrado.

Por todas estas circunstancias, había gran ansiedad, y bastantes dudas en el CBC junior, de cómo Primi Abad encajaría las piezas del puzzle, y de cómo respondería el grupo ante el primer compromiso oficial frente a un “a priori” combativo y reforzado equipo de Infante, que ya había avisado en pretemporada derrotando a la generación del 96 del CB Murcia en partido amistoso. No lo tenían pues fácil los departamentales, ya que Jorge con un esguince de tobillo que le impidió entrenar normalmente durante la semana, y con Sergio Muñoz y Jesús García, recién aterrizados de su viaje de estudios, se antojaban excesivas dificultades para superar a los locales en el Pabellón Maestro Francisco Soto de Los Dolores (Murcia).

 AD. INFANTE CONSUEGRA PANADERIA 56 – BASKET CARTAGENA 61

Primera Jornada Liga Regular; Categoría Junior masculino Grupo A

Domingo 14/10/2012; 12:00 horas.

Los primeros minutos del partido parecían confirmar las sospechas de partido difícil y complicado de los que acompañamos al equipo en esta soleada mañana de octubre, ya que el triple de Juan en la primera jugada cartagenera, tuvo una rápida respuesta en el juego agresivo y combativo de los locales, que ponían a prueba el balance defensivo cartagenero con rápidos contraataques tras rebote defensivo, que desbordaban a los visitantes, y que les permitió tomar la iniciativa del marcador y marcharse de 9 puntos mediados el primer cuarto, con la sensación de que lo peor aún estaba por venir para los jugadores de Primi Abad. Pero hubo paciencia y capacidad de sufrimiento en los cartageneros, que pese a la rapidez de los rivales, no se descomponían y empezaron a atacar con más orden, evitando las recuperaciones de balón de los contrarios, y la defensa fue ganando en intensidad, evidenciando a su vez los locales, que en estático su peligro era bastante menor que en los ataques rápidos. Los quintetos titulares empezaron con las obligadas rotaciones que el intenso ritmo de partido impuesto por los locales provocaban, y en esas circunstancias los visitantes mostraron mucho más orden y recursos, por lo que se frenó de forma progresiva el empuje de los colegiales, y al final del primer cuarto los blancos sólo estaban 3 puntos abajo.

El segundo cuarto fue aún más equilibrado, los locales no podían marcharse de nuevo en el marcador, pero los visitantes tampoco eran capaces de ponerse por delante en el electrónico, y cuando se ponían a un punto, comenzaban las dudas y los de Infante seguían manteniendo una pequeña pero suficiente ventaja en el juego y en el partido. Las defensas tuvieron que aflojar algo por el cansancio lógico de los partidos de inicio de temporada, y para no acumular excesivas faltas personales que pesaran como una losa en un hipotético final apretado, que tenía todas las papeletas de producirse. Al descanso los locales dominaban todavía de 5 puntos, pero daba la sensación que habían reservado fuerzas para el tercer cuarto, con el objetivo de romper el partido.

Pero nos equivocábamos, Infante no estaba sobrado de fuerzas, los ataques de ambos equipos se atascaban y las defensas iban creciendo, en esas circunstancias el marcador se movía con cuentagotas, y con este ritmo de anotación y de partido, los de Primi Abad con menos rapidez pero con más físico, tenían algo de ventaja. Un parcial de 6-12 en estos 10 minutos, dejó a los cartageneros 1 punto arriba para afrontar el último y definitivo cuarto.

Los locales lo intentaron todo y se dejaron la piel en el campo, pero no se amilanaban los de Primi Abad, que pese a algunos errores no forzados, cerraban filas en defensa, y supieron mantener una corta pero cada vez más amplia ventaja durante 8 minutos, y cuando ya parecía que todo estaba decidido, Infante demostró aquello que dice “que este muerto está muy vivo”, y sacando fuerzas de flaqueza fue capaz de forzar 3 contraataques seguidos que volverían a estrechar el marcador a 2 puntos, y dejaban de nuevo el partido a falta de 48 eternos segundos, totalmente en el alero. Los cartageneros mostraron en esos segundos mayor seguridad, y sin bajar los brazos en defensa, demostraron más decisión en ataque y acabaron ganando el partido.

Excelente el esfuerzo de ambos equipos, y aunque el juego no fue vistoso, la emoción durante los 40 minutos nos mantuvo a los aficionados de ambos equipos totalmente en vilo y con el corazón en un puño desde el salto inicial, demostrando que si dejamos a parte al CB Murcia 95, que va a jugar su propia liga en categoría senior, va a haber mucha igualdad en el resto de los equipos del grupo A, y nos espera una temporada llena de emociones fuertes y partidos intensos.

Enhorabuena a los dos equipos por su entrega, seguro que si en los entrenamientos trabajan con la misma fe y ganas que lo han hecho hoy en el partido, van a mejorar mucho conforme avance la temporada, y podrán estar muy arriba al final de la fase regular. Pero eso es el futuro, y ciertamente, yo no tengo facultades adivinatorias, por lo que dejaremos que el tiempo nos lo vaya desvelando poco a poco.

Anuncios

10 en actitud

Publicado: febrero 6, 2012 en Crónicas de partidos, Opinión
Etiquetas:, , ,

No es frecuente que nos guste un partido en el que nuestro equipo pierda de 19 puntos, sobre todo cuando el rival al que te enfrentas no ha mostrado esa superioridad sobre la pista. Pero he de reconocer que el partido que pude presenciar ayer entre las generaciones del 96 del CB Murcia y del Basket Cartagena fue de los que gusta ver, pues aunque a partir de mediado el tercer cuarto no había emoción en cuanto al marcador se refiere, el toma y daca fue constante hasta el final, y ninguno de los jugadores que estaban en pista miraba el marcador, ya que hasta el último segundo, ambos equipos buscaron la canasta como si de ella dependiera el resultado del partido.

CLUB BASKET CARTAGENA “96” 54 – UCAM MURCIA “96” 73

Partido aplazado de la 6ª jornada, liga regular cadete masculina

domingo 5 de febrero de 2012, Pabellón Cabezo Beaza (Cartagena)

Es innegable que casi todo el mundo que está metido en el mundillo del baloncesto regional en categorías base considera al CB Murcia 96 como el máximo aspirante al título de campeón, y con un potencial por encima del resto de equipos participantes. La primera vuelta, ya concluida, de la liga regular también lo ha demostrado, y el equipo de la capital permanece imbatido con unos números inapelables en sus estadísticas. Su plantilla, núcleo absoluto de la selección regional,  con un banquillo que permite constantes rotaciones y que impide que su intensidad en el juego se resienta con los cambios, parece tener pocas debilidades, pero ayer, pese a su superioridad en el marcador, mostraron ciertas carencias que demuestran que además de luces, también existen sombras en su juego.

Para mi lo más importante ha sido quizás, que los jugadores del equipo cartagenero del Basket Cartagena 96, han vuelto a comprobar que sus rivales a nivel de intensidad defensiva y fluidez en el juego, no están ni mucho menos por encima de ellos, y por tanto no son un equipo de otra galaxia ni de otros mundos, y que donde realmente está a día de hoy la diferencia entre los 2 equipos, es en la finalización de las jugadas, donde los chicos que dirige Carmen Puigcerver mostraron un porcentaje extraordinario en el tiro de 3, mientras que la finalización en las bandejas de los contraataques y en los tiros debajo del aro, los cartageneros se mostraron demasiado imprecisos. Bien es cierto que en la pintura de ambos aros no se repartieron estampitas precisamente, pero el baloncesto es un deporte de contacto y debemos de acostumbrarnos a tirar con la presión del rival, aunque esta ralle en ocasiones con la falta personal.

El primer cuarto fue trepidante, ya que a la intensidad en el juego se le unía la igualdad en el marcador, y pese a una tímida escapada inicial de los visitantes, los de Primi Abad reaccionaron y apretaron el marcador durante los primeros 10 minutos, con un CB Murcia que no terminaba de encontrar el camino a la canasta, refugiándose en el tiro desde el 6,25 como mejor arma para atacar la defensa local. Los cartageneros se hicieron grandes en defensa y aunque no tenían su día en ataque, eso hizo mantener vivo el partido durante toda la primera parte. Cuando ya agonizaba el segundo cuarto, y había igualdad en el marcador, y ello pese a varios fallos seguidos en canastas de contraataque por parte local, que le hubieran permitido tomar la delantera, un par de errores seguidos y de malas defensas, permitió crecer la ventaja visitante hasta los 11 puntos, marcador totalmente injusto para los méritos de unos y de otros, pero que dejaba el partido muy difícil para las aspiraciones cartageneras.

Los triples del tercer cuarto del CB Murcia rompieron definitivamente un partido, que por otra parte se mantenía igualado en otros aspectos del juego. Los pupilos de Primi Abad no pasaban excesivos apuros para subir el balón a campo rival como en anteriores temporadas, auténtico talón de Aquiles hasta ahora del equipo departamental, y sus movimientos de ataque eran fluidos y muy pocas veces los de la capital pudieron cortar las líneas de pase. El balón llegaba casi siempre a los hombres interiores que sabían buscarse el hueco en la defensa individual de los visitantes, aunque se falló en exceso en la finalización de los ataques. El CB Murcia cerraba como podía el rebote defensivo e impedía segunda opciones a los cartageneros, pero salvo en contadas ocasiones no podía sacar el balón limpio, ya que pasaban muchos apuros al principio de la posesión, dado que los cartageneros cerraban bien el primer pase de contraataque.  Tampoco los bases del equipo visitante se sintieron cómodos, y aunque los cartageneros cortaron pocas líneas de pase, gracias a su físico y a la intensidad con la que jugaron, impedía que el CB Murcia jugara con la rapidez con la que nos tiene acostumbrados. El balance defensivo local, salvo un par de despistes en el último cuarto después de canasta, quizás fruto del cansancio, estuvo a gran altura, y se pudieron parar muchos contraataques que de otra forma hubieran sido canastas fáciles de los rivales.

Resumiendo, derrota abultada de los cadetes que dirige Primi Abad, que en mi opinión, el resultado final no reflejó de forma fiel lo que vimos en la cancha, y aunque el CB Murcia fue un justo vencedor gracias a su demoledora definición, los  cartageneros les pusieron las cosas muy difíciles y dejan dudas de cual puede ser el desenlace final en futuros enfrentamientos a final de temporada.

Aunque no me gusta hablar de los que no están, si no de los que jugaron, es preciso tener en cuenta que jugadores como Gonzalo, integrante de la selección cadete regional, Josué y Jesús, fueron bajas muy sensibles en este partido, y aunque no sabemos como hubieran podido influir en el desarrollo del encuentro, seguro que hubieran permitido aumentar las rotaciones en el equipo cartagenero, y haber llegado al último cuarto con un menor desgaste físico. No obstante, hablemos mejor de los que si estuvieron en pista y que jugaron un gran encuentro. En la dirección del juego, Juan y Jorge estuvieron a la altura del partido, y no solo subieron el balón a posiciones de ataque con criterio y repartieron juego a sus compañeros, sino que además sus penetraciones a canasta fueron difíciles de frenar por los defensores rivales. Además, Dani se va convirtiendo cada día más en el escolta que necesita este equipo, y se implica tanto en labores de defensivas, como a la hora de tirar a canasta a media distancia y desde la línea del triple. Los aleros ayer tuvieron una labor callada, poco vistosa, pero clave a la hora de mantener la intensidad defensiva y arropar el rebote, sus movimientos y continuos desplazamientos en ataque estático abrieron huecos en la defensa rival, por donde pudieron entrar los jugadores interiores. Adri, Javi, Cristian y Miguel Ángel, estuvieron pues a una gran nivel, realizaron excelentes balances defensivos, y mostraron una buena disciplina, y se ofrecieron durante todo el partido para ayudar a la subida del balón de los bases a las posiciones de ataque, lo que compensó  con creces, quizás la falta de decisión a la hora de lanzar desde media y larga distancia.  A Álvaro le toco la peor parte, ya que la ausencia de su hermano Gonzalo le obligó a jugar en posiciones a las que no está muy acostumbrado, pero lo hizo como si hubiera jugado allí siempre, supo ganar la espalda de sus defensores y recibió varias asistencias en la zona de sus compañeros, que acabaron casi siempre en canasta o en personal, rindiendo a un excelente nivel. José Cristian, al que sus compañeros cariñosamente llaman “Big”, no sólo por su altura, sino también por un cierto parecido con Tom Hanks, protagonista de la película que con este nombre se rodó en 1988, fue todo un coloso en la pintura, su intimidación defensiva quedó fuera de toda duda, y en ataque no sólo intentó tiros debajo de los aros, sino que lanzó en varias ocasiones de media distancia y con buen porcentaje, dado que sus defensores le flotaban en exceso cuando se salía de la zona.

En el CB Murcia, además de su disciplina defensiva, siempre al borde de la falta, y siempre intentando la anticipación y cortar las líneas de pase, mostraron que el tiro exterior sigue siendo un arma muy válida a la hora de romper una defensa zonal, y sus 8 triples, con los 24 puntos que representaron, fueron quizás la faceta del juego que mejor dominaron, y que pudo decidir el partido, aunque esto por supuesto, siempre es discutible, ya que si no estás bien en el resto de cosas, es imposible ganar sólo a base de triples.

Evidentemente, las dos primeras batallas entre los 3 primeros clasificados las ha ganado con claridad el CB Murcia, pero la guerra todavía no tiene vencedor, y seguro que tanto CB Capuchinos A, como Basket Cartagena 96, no han dicho todavía la última palabra, por supuesto, siempre desde el respeto y con el permiso del resto de participantes en esta liga cadete masculina.

Por último saludar desde este blog a David Álvarez, jugador del UCAM Murcia 96, pero que jugó durante 5 años en las categorías alevín y benjamín del equipo cartagenero, y al que siempre nos gusta ver jugar en la cancha, aunque sea como en esta ocasión, defendiendo los colores del equipo rival.